• Regístrate
Estás leyendo: De médico a criminal
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 23:09 Hoy

Vademecum

De médico a criminal

Óscar Hernández G.

Publicidad
Publicidad

Durante la formación médica, difícilmente pasa por la mente que un médico pudiera terminar su vida tras los barrotes de una cárcel. Para el médico resulta inconcebible que se le pueda acusar de hacer daño a un paciente. Y es que el médico está educado y programado durante años y años para ayudar y curar enfermedades; algunos están más capacitados que otros; pero la esencia es la misma: Curar.


En los casos de urgencia el médico debe salir adelante y enfrentar la enfermedad para salvar la vida del enfermo. Y en muchas ocasiones en ese intento de aliviar, el médico trabaja y actúa con pocas o malas herramientas de trabajo; sin la ayuda del personal necesario, sin contar con medicamentos. Todo esto convierte al médico en una persona muy vulnerable. Sin embargo el médico tiene tatuado en su mente “Ayudar y aliviar” por eso se expone diariamente durante todo su ejercicio profesional. Con cada receta e indicación, el médico no reflexiona ¿Le estaré haciendo mal?; al contrario, el profesional da por hecho que lo que el receta y hace es para bienestar del enfermo.


Nadie está exento de la ley y justicia. El médico en su intento de atender a un paciente, puede cometer actos de omisión, negligencia o impericia; que pueden ser sancionados; pero que de ninguna manera deben ser juzgados como Homicidio Doloso, es decir, con la intención de quitar la vida a otra persona, para eventualmente terminar en la cárcel.


Los médicos conocen el ambiente laboral adverso y de alto riesgo; y a pesar de ello, laboran diariamente; quieren sanar a “Otro”. Bajo estas condiciones cada día los médicos ponen en riesgo lo más preciado del ser humano: Su Libertad!


vademecum_64@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.