• Regístrate
Estás leyendo: Respuestas precisas y oportunas
Comparte esta noticia

Ojalá

Respuestas precisas y oportunas

Óscar Glenn

Publicidad
Publicidad

Este 2019  apenas en su segunda semana llega marcado -contra lo que podríamos haber pensado respecto a un “gasolinazo”- por un desabasto de gasolina en seis entidades de la República incluido el Estado de México, lo cual prosiguió al anuncio espectacular de la estrategia federal para combatir el robo de combustible a PEMEX, mejor conocido como “huachicoleo”.

Según los datos difundidos en la primera semana del 2019,  el ministerio público federal inició 51 carpetas de investigación el probable delito de posesión ilícita de más de 261 mil litros de hidrocarburo y la localización de 34 tomas clandestinas.

Del total de combustible incautado, en el Estado de México se recuperaron 50 mil 317 litros y se detectaron 20 de 34 tomas clandestinas de combustible,  en los municipios de Nextlalpan, Almoloya de Juárez, Tezoyuca, Acolman y Aculco.

Ya para este lunes, el Presidente de México informa que se ha disminuido con su operativo cerca del 90% del robo de combustible, que cuantificado en “Pipas” como unidad de medida presidencial, resulta que antes de su estrategia se robaban mil y ahora únicamente 100, lo cual parece un gran resultado.

Por la decisión recientemente explicada por PEMEX, de cerrar los ductos y trasladar el combustible en camiones, se dice se generó el desabasto de gasolina en las estaciones que han venido funcionado intermitentemente, de aquí sobrevinieron las primera suspicacias; al hacer pensar que no había combustible a la venta porque al frenar a los “huachicoleros” no tenían las gasolineras como abastecerse suficientemente.

Paralelamente, al percatarse mucha gente que el combustible escaseo principalmente en los estados de Hidalgo, Querétaro, Jalisco, Michoacán y el propio estado de México, pero no la céntrica Ciudad de México, se ha pensado que no hubo gasolina disponible y la que había se distribuyó con un criterio político desfavorable para las entidades no gobernadas por morenistas.

Se toma bien que el presidente confirme lo que muchos dimos por hecho hace tiempo; que la complicidad de funcionarios de PEMEX con acceso a información y controles estratégicos de la empresa, se coludieron con delincuentes y mucho tiempo robaron impunemente a México, pero no se alcanza a entender que la única forma de frenarlo haya sido recurrir a las pipas para el traslado y no a las tecnologías de información en monitoreo y seguridad de la infraestructura de la petrolera mexicana.

Ojalá el Presidente o su equipo se preparen para explicar suficientemente qué están haciendo; si hay gasolineros que vendían combustible robado, señalarlo específicamente y no permitir las generalizaciones perniciosas, si hay que cerrar estaciones por este motivo, también indicarlo, si no hubo criterios políticos para el desabasto, igual transparentarlo, pero acabar con ese estilo que sigue polarizando y confundiendo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.