• Regístrate
Estás leyendo: Más que ilusiones
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 09:16 Hoy

Ojalá

Más que ilusiones

Óscar Glenn

Publicidad
Publicidad

Aleccionador como decepcionante está resultando este proceso electoral disputando posiciones en los congresos federal, local y los 125 ayuntamientos.

Por una parte esperábamos una gran diversidad en la oferta política de la que podría haber emanado un cúmulo de ideas no sólo para resolver problemas urgentes, sino para revolucionar la vida de la gente en diferentes planos, pero no, han sido contados los casos lo general.

Decepcionante que en muchos partidos -de los que justifican su existencia asegurando que aportan y representan algún sector importante de la población- hayan acudido a algunos personajes para hacerlos candidatos, sin imponer ningún tipo de “control de calidad” o sin prever el respaldo necesario para ayudarles a hacer de su participación algo decoroso y enriquecedor en el contraste de propuestas.

Todos esos que se han quejado de que sean postulados “los mismos de siempre” no están alcanzando a mostrar quienes y por qué debe haber “otros” a cargo y se supone que ese era su compromiso. Tampoco logran atraer a nadie fuera de temporada electoral.

Aclaro que a mi parecer nada justifica la permanencia de élites políticas, pero si las quieren desplazar necesitan mostrar las opciones superiores que han prometido desde que buscan tener registros como partidos, prepararlas y no improvisar por salir del paso, para acabar siendo comparsas.

Que quede claro que la mayoría de los candidatos son para mi muy respetables por su arrojo, por su interés, pero a muchos les ha faltado entrenamiento y soporte para la contienda, ya deben estar entendiendo que se requiere preparación para ser candidato y para llegar a funcionario más.

La mayor lección de los partidos deberá llegar el primero de julio, cuando vean lo que resulta de sus andanzas electorales, evidenciando a los que entraron al juego por negocio y los que querían protagonizar las transformaciones necesarias.

Ojalá que esa “selección natural” le deje claro a los que subsistan que no deben seguir tratando de usar a la gente y si ponerse a trabajar para hacer un mejor papel como oposición que aspira a ser opción.

Ojalá también, que no sea ilusoria la participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil a nivel estatal y municipal, pues en algunos partidos suelen acudir a este sector para legitimar propuestas, otros les endosan sus ocurrencias y unos más disfrazan a sus huestes con camisetas de activistas para tratar de engañar con una visión y aceptación social de ficción.

La sociedad civil es algo tan valioso que no se puede pervertir, las organizaciones que se distinguen por su integridad, especialización, constancia, proactividad y resultados, deben seguir siendo filtro y referente de evaluación de las acciones gubernamentales como señaladores de los asuntos de urgente atención, no sólo buena escenografía para las fotos de campaña.

Esa sociedad civil que ha promovido “debates ciudadanos” con relativo éxito, es la misma que ha propuesto a los candidatos la suscripción de una Agenda de Gobernanza, que no se han dignado a firmar más de cinco. O no han entendido o no le han dado importancia a esto, desgraciadamente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.