• Regístrate
Estás leyendo: Dicho y hecho
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 01:01 Hoy

Ojalá

Dicho y hecho

Óscar Glenn

Publicidad
Publicidad

Por segunda ocasión en menos de cinco días, el gobernador mexiquense Alfredo del Mazo ha sido enfático en la promesa de tener un estado justo y un gobierno igualmente comprometido en esa idea, no debe ser cosa menor si la gente se forma realmente una expectativa sobre eso, lo cual quizá sea mucho pedir para estos tiempos de la política, pero en nada merma el deber de cualquier mandatario.

Primero, el pasado jueves el Gobernador Del Mazo afirmó que su administración trabaja sin descanso, en equipo con el Poder Judicial, para hacer del Estado de México un lugar más justo, donde se respeten los derechos humanos y las leyes, "ya que mientras esté pendiente la justicia, persistirán problemas como la desigualdad o la pobreza en la sociedad".

En el Tercer Informe de Desarrollo Estratégico, del Presidente del Tribunal Superior de Justicia estatal, Sergio Medina Peñaloza, el mandatario aseguró que trabajando en coordinación con el Poder Judicial, "se hará de la justicia un medio para crear más oportunidades de desarrollo que beneficien a las familias".

Y así, sin más adjetivos, es como desearíamos ver a nuestro estado, sin que nada lo empañe. Es cuestión de voluntad, nada más pero nada menos.

El refrendo de la idea se lanzó apenas este lunes en el 25 aniversario de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, donde afirmó que la administración estatal trabaja de manera coordinada con este organismo, para consolidar un gobierno de paz, estabilidad y justicia.

Reiteró que el objetivo también es tener un gobierno justo y comprometido con los mexiquenses, en el que se promuevan, defiendan y respeten los derechos humanos, siendo implacables con quienes los violenten.

"Juntos haremos de este gobierno, el gobierno de la paz, de la estabilidad y de la justicia, el gobierno que fortalece a las familias, un gobierno con decisiones firmes y resultados fuertes que sea recordado como un impulsor de los derechos de todas las personas".

Esa intención entusiasta estuvo acotada por la atenta sugerencia de Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), de dar con los autores de los atentados contra dos políticos mexiquenses la semana pasada, para no enturbiar las próximas elecciones.

En síntesis el reto es recuperar la confianza de los mexiquenses, primero para que estas afirmaciones sean tomadas en su justa dimensión y cumplidas, segundo para que empiecen a dar muestras que la impunidad aquí no cabe, ni para los que delinquen, ni para los que se corrompen y usan mal los recursos públicos, así sean herencia de otro tiempo.

Si por ahí avanzamos, seguro que nadie se lo volverá a tomar a la ligera.


@oscarglenn

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.