• Regístrate
Estás leyendo: Mariana y Pablo, un ejemplo
Comparte esta noticia

Multicolor

Mariana y Pablo, un ejemplo

Omar Ramos

Publicidad
Publicidad

Usualmente cuando hablamos de visibilidad LGBT+ y de relaciones de pareja distintas a lo establecido de forma positiva en el mundo del entretenimiento, nos tenemos que remitir a Estados Unidos o algunos países europeos. Hoy no es el caso, hoy puedo escribir muy conmovido que Mariana Garza y Pablo Perroni dieron a este país una lección de amor, fraternidad, unión y diversidad como nunca antes la habíamos visto. Todo comenzó desde lo más oscuro, desde la lamentable revista TvNotas que siempre ha utilizado la diversidad sexual y afectiva con morbo de por medio, queriendo lastimar al otro, humillarlo, denigrarlo.

Se necesita tener una conexión profunda y mucha paz mental para transformar toda esa maldad en luz y eso es lo que hicieron Mariana y Pablo, al presentarse en una conferencia de prensa (son a final de cuentas, figuras públicas), para hablar sin tapujos sobre su actual divorcio y relación.

“No creo en las etiquetas, soy un ser humano que me he enamorado de otro ser humano, me he enamorado de un hombre y me he enamorado de una mujer… cuando nos conocimos esa era la realidad, desde un principio y decidimos asumirla”, declaró Pablo. Posteriormente sobre plantearle el tema a su hija, María, Mariana dijo “hemos recurrido a especialistas y está muy bien”. Cuando el amor es la prioridad, puede ser así de poderoso y aleccionador. Gracias Mariana y Pablo por compartir su historia y llenarnos de esperanza.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.