• Regístrate
Estás leyendo: Vivamos un Mundial en sobriedad
Comparte esta noticia

La alegría de vivir

Vivamos un Mundial en sobriedad

Omar Cervantes

Publicidad
Publicidad

Este jueves inicia una fiesta que millones de habitantes del planeta esperamos con alegría cada cuatro años y que viene a dar un refresco, pasión y entretenimiento a nuestras actividades cotidianas en las que a partir de las 9:30 horas de hoy nuestra agenda global y compartida, será el Mundial de Futbol Rusia 2018.

En las oficinas públicas y privadas, en las salas de centros de atención pública de todo tipo, en plazas comerciales, restaurantes, hoteles y en los hogares que se toman el día libre o están de vacaciones, en las ciudades sede para quienes tuvieron posibilidad de viajar y estar presentes, todo está listo para que desde hoy, con la ceremonia inaugural y el juego entre Rusia y Arabia Saudí, hasta el 15 de julio próximo, el balón será el elemento de unidad, el juego limpio el lenguaje universal y el futbol el medio para que los habitantes de la Tierra hablemos de lo mismo y a través del ciberespacio y la tecnología convivamos mundialmente.

Para los mexicanos, el día de espera está más cerca, el domingo 17 de junio, que se celebra también el Día del Padre, la Selección de México nos reunirá como cada cuatro años que acude a la justa mundialista, independientemente, de los resultados, por el orgullo y la pasión de los colores patrios y en esta ocasión ante el reto de vencer a una potencia como Alemania.

Conversando con amigos y compañeros de trabajo y familia, coincide la idea de que debido a los husos horarios de Rusia y a que los juegos en México se transmitirán por la mañana y al mediodía, seguramente será un Mundial más sereno y menos festivo o de ausentismo laboral que cuando los partidos son en la tarde o la noche, lo cual sin duda ayudará a que vivamos un Mundial en sobriedad, aunque no falta quien diga que para la fiesta y “la borrachera” no hay limitantes.

Circulaba en redes sociales hace algunos días un “meme” que, a manera de broma o informativa quizás, nos recordaba que en los últimos Mundiales algún mexicano alcoholizado había sido objeto de nota internacional, lo cual no es precisamente para sentirnos orgullosos, por lo que me pareció que este espacio semanal pudiera servir justo para invitar a todos mis connacionales a que mejor demos ejemplo de alegría, de unidad en los colores de nuestro país, de trabajo y sana convivencia, sobre todo ahora que se ha anunciado que volveremos a ser sede de un evento similar en 2026.

Desafortunadamente, hablando de adicciones, cualquier evento de esta naturaleza puede ser detonador para un mayor consumo, aunque sí coincido en que los horarios este año en nuestro país si servirán de factor de protección y prevención.

Seguramente los centros de trabajo permitirán a sus trabajadores poder estar atentos de alguna forma a los juegos y, dejando atrás la penosa escena de la convivencia de los jugadores con presuntas “escorts”, podemos nosotros ser el ejemplo de buen comportamiento y vida alegre y sobria.

omarcervantesrodriguez.esp@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.