• Regístrate
Estás leyendo: Un día sin alcohol
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 16:55 Hoy

La alegría de vivir

Un día sin alcohol

Omar Cervantes

Publicidad
Publicidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que el día 15 de noviembre de cada año es el "Día Mundial sin alcohol", como un intento por hacer reflexionar a los países sobre las políticas públicas para reducir su consumo y prevenir las consecuencias nocivas del abuso o la dependencia a la bebida.

¿Será posible, en pleno siglo XXI, imaginar un mundo sin alcohol? Por supuesto parece utópico, cuando las bebidas embriagantes son casi un producto de la canasta básica y que de hecho, desde los anales de la historia de la humanidad, están presentes en el desarrollo de las civilizaciones.

En realidad, lo que es más difícil, sobre todo para quienes han desarrollado la enfermedad del alcoholismo, es derrotar al menos por un día a la vez su consumo de alcohol.

En ocasión de la jornada simbólica establecida por la OMS, algunas cifras que merecen la pena tener en cuenta son, por ejemplo: cada año fallecen en el mundo 320 mil jóvenes de entre 15 a 29 años por causas relacionadas al alcohol; en el mundo, hay 2.5 millones de personas que fallecen como consecuencia al abuso de la bebida, y sólo un 31 por ciento de los países miembros de la ONU manifiestan tener una estrategia para abordar este asunto de salud pública.

En México, como se estableció en la presentación de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-17, se reporta un aumento tanto en hombres y mujeres, así como un consumo más temprano, ya que la edad de inicio es en promedio de 12.6 años, mientras que en paralelo no hay un crecimiento en los grupos de ayuda mutua o en las clínicas de rehabilitación especializadas, lo cual, sumado a que en tan sólo 7 años aumentó un 47 por ciento el uso de drogas, implica un reto para nuestro país.

Para quienes padecen de abuso o dependencia de adicción (según la clasificación del DSM IV), tener un día sin alcohol es un verdadero logro, como lo es también para sus familias, ya que las cifras crecen más aún si consideramos que por un enfermo de alcoholismo se afectan en promedio a cuatro personas en su entorno, por lo que más que un día en el que se conmemore la abstinencia de la bebida, quienes están en recuperación hacen de esto su lucha diaria y su forma de vida.

Pasado ayer miércoles, el "Día Mundial sin Alcohol", reflexionemos en las medidas de prevención, atención y tratamiento de adicciones para evitar que las cifras de la enfermedad sigan aumentando y cobrando vidas.

omarcervantesrodriguez.esp@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.