• Regístrate
Estás leyendo: “Quiero ayudar a otros”
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 00:24 Hoy

La alegría de vivir

“Quiero ayudar a otros”

Omar Cervantes

Publicidad
Publicidad

La semana pasada invitamos a nuestros lectores a compartirnos historias de éxito en la recuperación de adicciones y de codependencia, para dar testimonio a través de ellas de que sin importar el fondo de sufrimiento, siempre hay una solución, y justo el sábado pasado recibí en mi consultorio a un joven, cuyo nombre real nos reservamos, con mucha gratitud de que en algún momento pudimos ayudarle a derrotarse ante las drogas e iniciar así el camino que lleva a la alegría de vivir.

Su visita fue de esos regalos que tiene esta profesión de trabajar en la rehabilitación de adictos y codependientes, al observar cómo le puede cambiar la vida favorablemente a un joven que se ha cansado de sufrir el infierno de la dependencia a las drogas.

"Me da mucho gusto verte Omar. Hacía tiempo que tenía deseos de pasar a saludarte para comentarte que mi vida ha cambiado y a pedirte que así como tú me ayudaste, pudieras ser, digamos, mi mentor para que yo pueda ayudar a otros", me expresó Manuel.

Estudiante de 22 años, deportista y seleccionado de la actividad física que practica, hace apenas un par de años Manuel era un joven atrapado por el consumo de la mariguana y las "tachas", que además negaba que eso estuviera dañando su vida. Le costó trabajo reconocer su enfermedad y tuvo que pasar por una recaída para derrotarse y pedir ayuda, por lo que le pregunté qué había pasado para el cambio real.

"Me di cuenta de que mi vida estaba perdiendo sentido, estaba quedándome solo, sin amigos, apartado de mi familia y sin mayor interés que drogarme todo el día, por lo que un día recordé lo que habíamos hablado y me di la oportunidad".

"Hoy sé que ser adicto no es una calamidad, es una enfermedad y cuando la acepté decidí cambiar de vida, hoy soy otro, me siento muy bien, me cambió todo y claro que podría hablar con otros jóvenes de mi edad para comentarles que yo también un día pensé que la mariguana no hacía daño y hoy se las consecuencias por las que tuve que pasar", dijo Manuel.

Además de agradecer el inmerecido elogio a mi persona y decirle que en su momento yo sólo fui un canal para apoyarle, le sugerí que siga yendo a los grupos de ayuda mutua, que trabaje bien sus 12 pasos, si tiene oportunidad siga asistiendo a terapia, pero sobre todo, que cuando tenga enfrente algún prospecto que pueda ayudar, le hable desde el corazón, le comparta su historia de cómo estaba antes, que hizo para dejar de consumir y cómo es su vida ahora.

Los milagros ocurren y las adicciones tienen solución, Manuel es una prueba viviente de ello.

omarcervantesrodriguez.esp@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.