• Regístrate
Estás leyendo: La fe mueve montañas
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 17:22 Hoy

La alegría de vivir

La fe mueve montañas

Omar Cervantes

Publicidad
Publicidad

Alguien que lea el título de mi artículo pudiera pensar en alguna situación evangelizadora y, en realidad, esta frase de la “fe mueve montañas”, más allá de lo metafórico, tiene un significado que podemos y deberíamos aplicar a cualquier campo de nuestra vida y por supuesto, en la temática de mi espacio semanal, es uno de los ingredientes primordiales en el proceso de recuperación de adicciones y codependencia.

En este terreno, el de las adicciones, cito el tercer paso de AA que es uno de los pilares de la recuperación y que dice “decidimos poner nuestra vida y nuestra voluntad al cuidado de Dios como cada quien lo conciba”, lo cual indica tener fe en algo o en alguien en su proceso de enfrentar la enfermedad.

Incluso, en algunos grupos en sus frases hechas se cita la referencia bíblica que indica que “la fe sin obras es letra muerta” (Santiago 2:14-17) para sugerir como dice otro refrán; “a Dios rogando y con el mazo dando”, es decir, seguir las indicaciones del grupo, del padrino o del terapeuta y, confiar en que las cosas van a mejorar.

El domingo pasado, la Selección Mexicana de Futbol le puso acción, metió el gol para conseguir un triunfo histórico en un Mundial nada menos que contra Alemania, el campeón actual, con lo que nos recordaron estos jóvenes jugadores que la fe y la esperanza pueden hacer milagros, en contra de lo que la mayoría pensaba de que esta oncena de futbolistas tendrían un pobre desempeño en Rusia 2018.

Con sólo 90 minutos de futbol, en contra de los pronósticos y pese a las críticas por esta edición del seleccionado y su entrenador, además de callar muchas voces y de inspirar varios videos motivacionales, igual que lo hicimos en septiembre pasado los mexicanos tras los sismos de 2017, con ese espíritu solidario que surgió en las calles de forma espontánea, hoy más que nunca debemos estar convencidos de que con fe y con obras podemos lograr lo inesperado.

Estas grandes hazañas de nuestros héroes públicos y de los anónimos, me hacen evocar el milagro que día a día se vive en la recuperación de adicciones y de codependencia un día a la vez, porque cada 24 horas sin consumo de drogas, de alcohol o de conductas patológicos, es para quien vive en un deseo de cambio permanente, una acción de admiración y un testimonio de vida.

Se puede salir del infierno de las adicciones y de las tinieblas que las rodean, para encontrar una luz en la alegría de vivir.

omarcervantesrodriguez.esp@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.