• Regístrate
Estás leyendo: Cuestionar lo establecido
Comparte esta noticia

La alegría de vivir

Cuestionar lo establecido

Omar Cervantes

Publicidad
Publicidad

En un mundo occidental como el que vivimos, con una cultura de modas, consumismo y modelos muy establecidos en lo social, estamos encontrando síntomas individuales de insatisfacción, frustración y vacío en las personas que de pronto se encuentran viviendo para darle gusto a los demás, para cumplir dogmas y ajustarse a normas que no necesariamente reflejan sus deseos o búsquedas personales.

De hecho, es cada vez más frecuente que existan manifestaciones y movimientos sociales, políticos o comunitarios que tienen como objetivo cuestionar lo establecido y que en muchos casos han sido grandes aportaciones a la sociedad, como en su momento fue el derecho al voto de las mujeres, el acceso equitativo a fuentes laborales y educativas y muchas más, aunque existen algunas otras que han sido controversiales como la cultura de identidad de género, el debate de consumo de mariguana y algunas otras más recientes en México y el mundo.

La rebeldía y el desafío parecen ser innatos a los seres humanos y, en ocasiones, los grandes líderes han sido aquellos capaces de cuestionar el establishment o el statu quo, o bien, como ha sucedido, algunas sociedades se han expresado por la vía democrática en contra de lo establecido, como ha pasado a lo largo y ancho del mundo y recientemente en nuestro país, por lo que podemos decir que el deseo de cambio como expresábamos la semana pasada, en ocasiones surge de la incomodidad o desacuerdo en lo actual.

Si bien creo que la expresión individual es positiva y en forma colectiva es lo que va marcando la evolución de las sociedades y culturas, y de que debe haber un respeto irrestricto a los derechos y garantías personales, también soy un convencido de que la autonomía, normas o reglas básicas de las comunidades son las que permiten la convivencia sana y armoniosa de unos con otros.

En lo personal, creo igual que grandes pensadores orientales, que el desarrollo del Ser (así con mayúscula para expresar lo que somos como un todo: espíritu, cuerpo, mente, alma) depende en gran medida de la capacidad de cuestionar los dogmas y encontrarle un sentido individual a la vida.

Sin quebrantar el respeto al prójimo y el bien común, estoy plenamente convencido de que quien deja de darle gusto y complace a los demás y se atreve a ver a su interior, encontrará no solamente su despertar, sino que será un factor de cambio como lo que hoy necesitamos para el despertar de la consciencia colectiva. Finalmente, complacer a los demás termina limitando quienes somos en verdad y haciendo que perdamos el maravilloso rumbo del Ser. Así que, sigamos cuestionando todo lo establecido, adoptemos aquello que es bueno para nosotros y cambiemos lo que no.

omarcervantesrodriguez.esp@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.