• Regístrate
Estás leyendo: Redes sociales: un factor de riesgo o de protección
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 06:27 Hoy

Comunicación en línea

Redes sociales: un factor de riesgo o de protección

Omar Cervantes

Publicidad
Publicidad

Con una expresión de sorpresa ante algo casi inverosímil, este fin de semana leí en Facebook algunas notas periodísticas y vi un video de una joven que invita a otros contactos a realizar "el reto del pasecito" en el que ella se observa esnifando cocaína y le pide a sus amigas y amigos que ella menciona, hacer lo mismo y subirlo a las redes sociales, lo que evidentemente refleja la peligrosidad de las mismas

Me queda claro que las redes sociales y la internet, que han venido a revolucionar el mundo y las comunicaciones, tienen sus ventajas y desventajas y soy de los que se inclinan por la libertad de expresión, la verificación de la diversa información, el criterio del uso de lo que se publica y la educación a los adolescentes y niños por la exposición a estos medios que es inevitable y ante lo cual debemos aprender a relacionarnos.

Una primera ola de reacciones repudiaron este video e incluso muchas demandas a los administradores de Facebook para bajarlo por considerarlo inapropiado, así como muchas voces en contra, lo cual me hizo pensar que quizás no sea la respuesta más adecuada para lidiar con estas imágenes.

Es un hecho, en lo que a las drogas respecta, las redes sociales son un factor de riesgo y como todos ellos, debemos verlos con claridad y construir a cambio, factores de protección.

Apenas el año pasado en el Centro de Estudios Superiores Monte Fénix presenté un proyecto titulado "Programa de prevención integral juvenil en redes sociales de internet" que posteriormente fue exhibido en noviembre durante el "Congreso Internacional Retos y Perspectivas en la Prevención y Tratamiento de Adicciones" de esa misma institución.

En el mismo doy estadísticas de que los segmentos más vulnerables para las adicciones, que son de los 12 a los 29 años, justo son los de mayor exposición a las redes sociales de internet, donde encuentran desde tendencias e influencias para el consumo, tutoriales de cómo debe usarse cada sustancia e incluso lugares disfrazados para su venta, lo cual los ubica como sitios de alto riesgos que sin embargo, debemos lidiar con ellos, como sería este video difundido este fin de semana de una joven "de alta sociedad" como dicen algunas notas.

¿Qué hacer entonces? El antídoto está en las mismas redes y ello es parte de mi proyecto, porque si bien hay esfuerzos aislados de algunas instituciones por hacer prevención o apoyo de información para tratamiento, lo que nos está faltando es tener programas integrales de prevención, con metodología, marco científico, metas específicas y conocimiento de las características de la internet como el que propongo, para tener el impacto deseado y crear poderosos factores de protección en beneficio de nuestros jóvenes.

¡Para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo!

Twitter @omarcervantes67

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.