• Regístrate
Estás leyendo: Tribu Noas
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 19:04 Hoy

Criando Consciencia

Tribu Noas

Nadja Alicia Milena Ramírez Muñoz

Publicidad
Publicidad

Hace dos años, surgió un movimiento llamado Porteando por la Paz, movimiento que solo me hizo sentirme más orgullosa de pertenecer a la pequeña “tribu” nacional que carga a sus bebés de forma respetuosa con su cuerpo y sus necesidades emocionales.

Bajo el eslogan de “Mi corazón carga al tuyo” estas mamás organizaron una protesta virtual y acudieron en contingente a protestar por los normalistas desaparecidos, en un acto de empatía para con la mamá que había vivido el horror de perder a su hijo.

“Mi corazón carga al tuyo”, era la consigna: mamá, te entiendo, siento tu dolor, te acompaño. Y yo me quede pensando en toda la belleza que entraña este movimiento de re-humanización, bajo el cual mamás como ellas, como yo, como tú, cobran consciencia de la importancia de la crianza y del amor para preservar la humanidad de las generaciones futuras.

Somos las “locas”, “ridículas”, “exageradas” que no soportamos el llanto de nuestras crías ni aun por unos segundos, pero que tendremos que asumirlo y respetarlo cuando lleguen a la edad de la auto afirmación, por ahí de los dos años; somos las que entramos en pánico cuando sentimos que parte de lo que considerábamos normal no lo es tanto (andaderas, papillas, chupones, etc.), pero que nos informamos y rectificamos; somos las que amamantamos hasta que nuestro bebé lo necesite, porque somos mamíferos y nuestros bebés lo saben, pero a la sociedad a veces se le olvida; las que sabemos que los golpes “a tiempo no educan, condicionan; las que agarramos el rebozo de la abuela y nos aventuramos temerosas en esta “moda” (milenaria, pero enterrada por siglos de “modernidad” y desapego); las que bailamos, reímos, cantamos, levantamos las manos al cielo y nos congregados para hacerlo, porque nos dimos cuenta que la frase de “para criar a un niño se necesita una tribu” encierra una de las grandes verdades de la humanidad.

Amor mío, crecerás fuerte, sano y feliz, serás un humano completo capaz de amar a sus semejantes, pero mientras tanto MI CORAZÓN CARGA AL TUYO, porque para que éste sea enorme debo cuidarte, amarte, sostenerte y sobre todo, respetarte.


ecopipalaguna@hotmail.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.