• Regístrate
Estás leyendo: Valle de Bravo
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 01:35 Hoy

Siguiéndote los pasos

Valle de Bravo

Mónica Ramírez

Publicidad
Publicidad

Sin duda, Valle de Bravo se convirtió en el centro de atención de los medios y de las autoridades, luego de que se diera a conocer la penosa situación que se vive en el municipio. Los secuestros están a la orden del día y no existen denuncias y si las hay, no se hacen públicas porque, como siempre, en el Estado de México no pasa nada o son casos aislados.

El paradisiaco municipio dejó de ser, hace mucho tiempo, aquel idílico pueblecito alpino, con un lago esplendoroso que reflejaba la luz del sol al atardecer. Sus cascadas de aguas cristalinas y sus frondosos bosques se convirtieron en nidos de la delincuencia. El turismo bajó y ahora la decadencia se apodera del lugar.

A principios de año me advirtieron, "no vayas a Valle de Bravo que están asaltando en la carretera, tiran piedras a los coches para que se detengan y asaltar". Acerté en no ir, porque mi fuente es muy confiable y le creí. Y, en efecto, medio año después se destapa el asunto de los asaltos, de los secuestros y de los robos en el poblado.

La Marina y el Ejército patrullan Valle de Bravo. Los turistas ya no se acercan por ahí; lujosas mansiones ya están a la venta. Ya nadie quiere una casa de descanso por el rumbo. Ahora impera el miedo y el silencio impuesto por las bandas criminales que amenazan a los pobladores.

Según declaraciones de Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación civil "Alto al Secuestro", a Milenio Diario, en dos semana se han registrado 10 secuestros en Valle de Bravo; sin embargo, ni las autoridades federales ni las estatales, mucho menos las municipales, dan cuenta de ello.

El problema en Valle de Bravo es grave, tan grave y grande, que el mismísimo presidente Enrique Peña Nieto ha ordenado un operativo en el lugar y ha declarado que se han disminuido los niveles de delincuencia en el municipio.

Pero el asunto va mucho más allá. Poco hay que hacer. La delincuencia, el narcotráfico ya se enquistó en Valle de Bravo y, como en todo el país, es muy difícil, por no decir imposible, erradicarlo. Los vallesanos desafortunadamente se están acostumbrando a vivir con miedo y convivir con los malhechores.

Pasos en falso

Metepec, Valle de Bravo, Huixquilucan han sido tomados por la delincuencia organizada y nadie hace nada o hacen pero poco se puede resolver. La inseguridad se ha enquistado en los municipios de alto nivel económico. En ellos, en los fraccionamientos de lujo, viven y conviven los capos con la élite económica y política del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.