• Regístrate
Estás leyendo: Independentismo
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 04:10 Hoy

Siguiéndote los pasos

Independentismo

Mónica Ramírez

Publicidad
Publicidad

El próximo domingo se celebrarán elecciones autonómicas en Cataluña, España; quizás las más polémicas de su historia, donde se prevé, y así lo dicen las encuestas, que la coalición de los partidos independentistas catalanes, obtendrá la mayoría absoluta en el parlamento de esta comunidad autónoma, situación que dará pie al inicio de una declaración unilateral de independencia por parte de los catalanes hacia los españoles.

La coalición de "Junts pel sí", que integran el partido del president de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, Convergencia Democrática; Esquerra Republicana, así como las organizaciones sociales Assamblea Nacional Catalana y Omnium Cultural, estas dos últimas artífices de las movilizaciones multitudinarias de catalanes exigiendo la independencia, alcanzarán a obtener una mayoría simple en el parlamento, pero se les unirá, Candidatura d'Unitat Popular, un partido también independentista que prefirió tener su propia lista para no perder votos y así fortalecer la aspiración mayoritaria.

El sentimiento independentista catalán, cada día se ve más reforzado por las campañas absurdas del miedo que impulsan los partidos nacionalistas españoles y el propio gobierno, encabezado por Mariano Rajoy. Los sectores económicos, sociales y mediáticos partidarios de la "unidad" española, han emprendido una intensa campaña para desprestigiar a los políticos catalanes independentistas y a generar incertidumbre entre la sociedad.

Hasta ahora esos esfuerzos han sido un búmeran para el gobierno popular, pues en lugar de desalentar el movimiento de independencia, lo han reforzado y provocado. Ni las amenazas de dejarlos fuera de la Unión Europea y de la eurozona ni los dichos de que se perderán las pensiones, las nacionalidades, que caerán las inversiones, de que Cataluña será inviable económicamente y un largo etcétera de males y maldiciones, han logrado amedrentar a la mayoría que acudirá a las urnas el 27S.

Se vienen tiempos complicados en una relación de odio-amor, que se tienen catalanes y españoles pero, sin duda, será un hito en la historia de este país. No será fácil hacer una declaración unilateral de independencia, pero no se les ha dejado otro camino. Los catalanes solo reclaman un derecho universal: el derecho a decidir, a votar y el gobierno del Partido Popular, que se llena la boca, hablando de España como una democracia ejemplar, se los ha prohibido. Por eso no será extraño que las urnas se rebosen y el abstencionismo sea muy bajo el domingo de las elecciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.