• Regístrate
Estás leyendo: La Copa Mx, de revulsivo a salvación
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 11:11 Hoy

Cambio de juego

La Copa Mx, de revulsivo a salvación

Mónica Fernández de Castro

Publicidad
Publicidad

Cuando se piensa en el León, se tiene la idea de un equipo peligroso, protagonista de la Liga Mx, que cuenta con una de las nóminas más caras, jugadores de gran calidad; el último bicampeón del futbol mexicano. Un equipo que no solamente da pelea, sino que sabe ganar.

Sin embargo, en este momento volteamos a la tabla general y encontramos al conjunto esmeralda en el último lugar, con tan solo 5 puntos en 8 jornadas. Un panorama desalentador, la liguilla se ve muy lejos y la octava estrella, mucho más.

Para calificar, los verdes tendrían que realizar una gran hazaña, de esas de película, sumar poco más de 20 puntos de 27 por disputarse. Sabemos que en el futbol todo puede pasar, las posibilidades matemáticas existen, pero en el mundo real, se ve más que complicado.

Con las cosas así en la Liga, es cuando un torneo que no ha generado tanto interés, podría cobrar importancia, la Copa Mx; en esta competencia el panorama es distinto.

La Fiera ha ganado los 3 partidos que ha disputado, incluso hasta goleando; es el líder del grupo nueve y tercero en la tabla general, solamente superado por Monterrey y Guadalajara -los tapatíos ya jugaron un partido más-. Es verdad que se ha enfrentado a rivales que han lucido débiles, pero el León ha hecho lo suyo, superando claramente a los contrarios.

Ahora es necesario apostar por la Copa, un título en esta competencia podría representar la salvación de un torneo que, hasta el momento, ha sido un desastre en la Liga, para una institución a la que actualmente se le exigen triunfos por tener un pasado reciente de mucho éxito.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.