• Regístrate
Estás leyendo: Un pasito pa’ delante, María
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 08:45 Hoy

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

Un pasito pa’ delante, María

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

Cuando se quería denigrar a alguien, hasta hace algunos años, se le tildaba de mariguano. Ese era el calificativo que se daba, sin entrar, por supuesto, a verificaciones, a cualquier chavo banda o indigente o alguno de esos pobres faltos de cordura que algún día se escaparon de su casa. Así, no sólo se satanizaba la sustancia que los había llevado a ser motivo de escarnio, sino a quien se había dado a la vagancia presuntamente a causa de su consumo.

Por eso las propuestas hechas por Peña Nieto el día de ayer constituyen un posicionamiento histórico. Son el producto de un parto doloroso cuyos entuertos aún habremos de sufrir. Y es que, mientras resulta sencillo modificar las etapas avanzadas de una política pública, como puede ser su marco jurídico o, por supuesto, su evaluación (especialmente cuando los indicadores no favorecen al área gubernamental a cargo de su implementación), transformar el núcleo celular de una política, es decir, su modelo causal en el que se definen los grupos meta a los que está dedicada y la forma en la que habrán de atenderse, es un asunto mayúsculo porque exige un cambio completo en la forma de percibir el tema. Los problemas públicos son creaciones colectivas en las que se reflejan usos, costumbres, creencias y, por supuesto, prejuicios de la sociedad que vive esta circunstancia y sus consecuencias negativas.

Al hablar de una manera más libre de una posesión permitida de la mariguana, al entender a sus consumidores como un grupo social con gustos particulares y no una caterva de criminales, al aceptar la existencia de un uso medicinal de la yerba en cuestión, también hablamos de una transformación social profunda en la que, ante una situación grave, hemos decidido colectivamente reflexionar acerca de lo que son verdaderamente problemas y los que no constituyen más que molinos de viento que inútilmente nos afanamos en combatir.


Politóloga*
miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.