• Regístrate
Estás leyendo: "That ‘70s show"
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 23:52 Hoy

"That ‘70s show"

Publicidad
Publicidad

Quienes crecimos en los setenta fuimos todavía testigos de la tradición de entregar “estampitas”. Se trataba de una suerte de postales con una imagen religiosa y, al reverso, una pequeña oración a cuyo calce se inscribía el motivo de la entrega: la primera comunión de tal o cual criatura y la fecha del evento. Los cartoncitos se atesoraban en la Biblia de la casa o servían como separador de libros.

Creo que el papa Francisco viene de esa tradición, pero le dio un giro inesperado. En el avión que lo trasladaba a Chile esta semana pidió que se repartiera entre los periodistas la versión impresa de una foto, a la que acompañó con una pequeña frase. Solo que ni se trataba de una imagen angelical, ni la breve redacción era una jaculatoria. El cartoncito que circuló era una foto tomada por el estadunidense Joseph Roger O’Donnell y retrata a un pequeño de no más de ocho años que carga sobre su espalda a un bebé. Hay un pie de foto que explica que se trata de víctimas del bombardeo atómico en Nagaski. La carga del pequeñito es el cadáver de su hermano con el que hace fila para depositarlo en el horno crematorio. Para que no quede duda del mensaje, Bergoglio pidió la siguiente anotación en italiano: Il frutto della guerra (el fruto de la guerra).

Ya cara a cara con los periodistas, el Papa explica que siente mucho miedo de que un conflicto nuclear sea inminente. “Estamos al límite; un incidente bastará para desencadenar la guerra”. ¡Vaya postal!

Creí que estábamos ante una entrevista que haría historia, que cimbraría el orden mundial. Imaginé a millones de creyentes preguntándose si se trataba de una profecía apocalíptica del máximo jerarca de la Iglesia y cayendo de rodillas para orar. Creí que seguirían convocatorias de los diversos líderes internacionales para que los jefes de Estado se reunieran a abordar el punto y tratar de encontrar soluciones. Sentí que estábamos en los setenta… pero ni las estampitas, ni las declaraciones papales son ya lo que eran entonces.

miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.