• Regístrate
Estás leyendo: Llorar mientras reímos
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:10 Hoy

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

Llorar mientras reímos

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

Volví a ver México 2000, protagonizada y escrita por Héctor Lechuga y Chucho Salinas; y me hizo pensar en aquello que dice Juan Villoro de que las películas “de época”, el único momento histórico que relatan fielmente es aquel en el que fueron filmadas. Por supuesto mucho hay de ello en la obra de estos dos comediantes que lo mismo aborda la cruzada de “renovación moral” emprendida por Miguel de la Madrid, que los –ahora sabemos– infructuosos esfuerzos por hacer producir el campo. Sin embargo, esta película logra su cometido de no sólo hacer reír, sino reflexionar y, vista a casi 35 años de su estreno, nos permite evaluar a qué punto pudo resultar profética.

De forma satírica, a través de una serie de historias cortas, Lechuga y Salinas (Chucho, no Carlos) nos plantean lo que debió haber sido nuestro país al cierre del milenio. De todos los vaticinios ultraoptimistas, uno sólo pareciera haber fraguado de forma indudable: aquel en el que preconizan que el cine mexicano se habría convertido en uno de los más galardonados y aplaudidos a nivel internacional. Paradójico, por cierto, que sea un filme de poca monta el que avizore mejores tiempos para dicha industria.

En el resto de los temas, si bien su idílica propuesta queda extraordinariamente lejos de la realidad, hay que aplaudirles la sagacidad para poner el dedo en las llagas que nunca terminan de cerrar. Por ejemplo, nuestra incapacidad para poner en la mesa de todos los mexicanos comida suficiente, que se convierte en la peor de las bofetadas ante la extensión y calidad de los suelos con potencial agrícola en el país. La discriminación hacia los indígenas. La falta de oportunidades para los hijos de los campesinos que terminan por preferir emigrar a la ciudad. Y, muy digno de subrayarse, la corresponsabilidad de autoridades, maestros, padres de familia y alumnos en la falta de calidad en materia educativa. ¡Qué buen tino para predecir nuestros desatinos!

miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.