• Regístrate
Estás leyendo: La (verdaderamente) suave patria
Comparte esta noticia

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

La (verdaderamente) suave patria

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

Hay una parte de la Patria que es fragilita como una pequeña y fina rama. Que casi no pesa y se mueve con la levedad del viento. Que, más que hablar, balbucea y entona cancioncitas redundantes que te adormecen el cerebro, como lo hacen también sus constantes arrumacos cuando se te sienta en las rodillas y te pide que infles los cachetes para apretártelos con todas sus fuerzas y expulses el aire desacomodando su fleco para echarse para tras y arquearse mientras emite una sonora carcajada que apenas puede creerse que provenga de ese ínfimo espacio, que se arma entre su costillar y el ombligo prominente en un pancita que parece un durazno.

Esa minúscula parte de la patria mira de reojo mientras se le forman hoyos en las mejillas, y aprieta las manos tras la espalda y se pone de puntillas, guardando en secreto una florecita mientras se sacude por las ganas de revelarla. Ese pedacito de patria está a merced de todas y, sobre todo, de todos. Es tanta su dulzura que es un imán para los que de ella carecen. Desborda de esperanza, transpira sueños y corre tras los mercaderes de espejos baratos, esos que prometen bombones y helados. Esos que ella piensa, que si le sonríen es porque son dignos de ser amados.

Vive en tantas casas y en todas fue prestada. Nos toca cuidarla, regresarla poco a poco al mundo para que se lo apropie. Pero en lugar de ello, este aliento de patria queda embarazada, limpia como esclava, falta a la escuela, carga con el agua, se encoje en un petate, come las sobras cuando los otros se han saciado, es moneda de cambio y espalda para azotes. Consuelo para tíos borrachos, madre sustituta para los hermanos multiplicados. Ésta, la Patria más suave que la de López Velarde, sale a comprar elotes y nunca vuelve. La regresaron sin vida, como sin vida ha quedado el México que pasa la página desinteresado.

miriamhd4@yahoo.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.