• Regístrate
Estás leyendo: La tregua
Comparte esta noticia

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

La tregua

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

Son tiempos difíciles para la democracia en el mundo, y la mexicana no es la excepción. Las elecciones no generan el entusiasmo que despertaban. Una cantidad importante de ciudadanos que fueron llamados a ser funcionarios de casilla se negaron a aceptar, y poquísimos se han anotado para ser observadores en la próxima jornada electoral.

Y con ese telón de fondo, las autoridades electorales tendrán que administrar y sancionar la elección más grande en la historia moderna de nuestro país. Más de 18 mil cargos están en juego a lo largo y ancho de la República. Por supuesto, los conflictos que se generan en algún punto de la geografía tienen impacto en otro; los tribunales se encuentran desde ya atiborrados de asuntos; los proveedores de material electoral harán su agosto en junio con tantos pedidos e incluso con el riesgo de no ser capaces de dar abasto.

Ante este panorama, vale la pena preguntarse: ¿Qué tan atinada fue la idea de homologar el calendario electoral de tal suerte de tener al país en vilo de aquí a la jornada e incluso más allá?, ya que el desahogo jurisdiccional de la elección se anuncia largo.

La respuesta no la sabremos siquiera entonces. Hay que recordar que la propuesta de generar un calendario electoral único data de hace décadas, como remedio a las pugnas electorales que tenían lugar un año sí y al siguiente también, manteniendo un clima político permanentemente enrarecido en el que los avances que exigían consensos legislativos nunca podían darse, al ser los diputados rehenes de las filias y fobias coyunturales de sus partidos.

Así, el verdadero beneficio de reunir todas las elecciones en una sola y enorme jornada, únicamente podremos aquilatarlo cuando, pasados los juicios y sentado hasta el último edil en su sitial, el país respire el aire de normalidad al que aspiramos, y que presuntamente permitirá a las fuerzas políticas negociar sin que las elecciones sean moneda de cambio. Si esta tregua no se da, habrá que replantearse el remedio.

miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.