• Regístrate
Estás leyendo: ¿'Keep calm and…'? II
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 03:14 Hoy

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

¿'Keep calm and…'? II

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

Una de las frases más citadas con motivo de la cristalización del brexit fue "El futuro lo han decidido los que no lo tienen". Si bien se acuñó para evidenciar la brecha generacional que separa a los pro de los antieuropeos, muy bien podría aplicarse a la brecha socioeconómica: los que "no tienen futuro" son, en este caso, quienes no pueden forjarse uno por no contar con los medios financieros. ¿Deberíamos entonces transitar hacia una democracia más sofisticada que acuerde un peso mayor al voto de quien habrá de vivir más años con el resultado de una decisión? Pero, ¿no deberíamos entonces movernos hacia un sufragio censitario en el que, por ejemplo, tuviera más peso el voto de los más adinerados, ya que son quienes más tienen que perder? O incluso, ¿llegar al punto de conceder el voto a quienes tengan un interés previamente legitimado en el tema? En asuntos educativos opinarían sólo maestros y padres de familia, en temas de salud, los médicos, y así sucesivamente hasta el infinito. Por supuesto, tal cosa es inconcebible, y no sólo por el nivel de complejidad que representaría, sino sobre todo porque anula un principio fundamental de la democracia: en los asuntos públicos todos somos terceros interesados, ese rasgo es su esencia.

Estamos, pues, buscando la falla –que ciertamente la hubo, si no cómo explicar la decepción de, literalmente, la mitad de un país– allí donde no se encuentra. No se trata de la frágil mayoría con la que se da una decisión tan trascendente; no se trata de la ubicación geográfica de los pro y contra europeos; no se trata, por supuesto, de la edad ni de los años que le queden de vida a quienes tomaron la decisión. Se trata de que la construcción europea ha venido traicionando uno de sus principios rectores, al punto de que hoy casi ni se le menciona. Me refiero a la subsidiariedad: la democracia no es tal cuando se le impone desde arriba, los ciudadanos votaron contra el proyecto europeo porque dejaron de sentirse parte del mismo. Vieron a las autoridades de las que se habían dotado desaparecer bajo el yugo de Bruselas.

Politóloga*
miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.