• Regístrate
Estás leyendo: Género y corrupción
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 20:56 Hoy

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

Género y corrupción

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

En el contexto socio-cultural en el que vivimos, la mujer política es concebida, por definición, como corrupta. Se parte de la convicción de que el entorno doméstico debiera ser su único espacio, ya que al franquear sus límites entra en contacto con un ámbito potencialmente contaminado toda vez que tiene que tratar con otros hombres que no son su marido. Las presiones económicas han orillado a que su incursión en labores fuera del hogar sea parcialmente tolerada. Sin embargo, muchos de los cónyuges de estas transgresoras económicas se sienten compelidos a explicar la presunta irregularidad por la vía de eufemismos("es para que saque para sus caprichos", se justifican; asumiendo implícitamente que "para todo lo demás existe macho card"). Por ello, no padecer, sino disfrutar del trabajo es un pecado mortal que se castiga con pedradas metafóricas y literales.

Más grave aún si sus funciones implican liderar. Así, a esa mujer que ya había chupado el diablo, ahora se le ubica como falsa publicidad.La mujer empoderada es una contradicción desde la mirada de nuestra sociedad: es como una de esas plantas carnívoras que atraen por sus bellos colores pero que, cuando el insecto se acerca, se lo tragan sin miramientos.

Por ello, la mujer política se convierte, en nuestro contexto, en el culmen del engaño: no sólo traiciona sus deberes y su confinamiento, sino que además va por la vida con un envoltorio que no previene de su peligrosa naturaleza y da órdenes a quienes la biología definió —así piensan las mayorías— como quienes tendrían que dirigirlas.

Ni siquiera la definición nos queda; mientras que hombre público es sinónimo de político, mujer pública es sinónimo de meretriz.

Así, la corrupción encarnada por las mujeres en la política cumple una doble función: legitimar el prejuicio de que aquellas que llegan son por definición las peores y como estrategia de combate a adversarias políticas muy reales sin por ello reconocerles su calidad de competencia.


Politóloga*
miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.