• Regístrate
Estás leyendo: Enero revolucionario
Comparte esta noticia

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

Enero revolucionario

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

La revolución es una equilibrista que avanza en la cuerda floja que tensan, por un lado, la capacidad de sus líderes de hacer propuestas de transformación profunda y, por el otro, la geopolítica vigente.

A sesenta años de la revolución cubana, pienso en la maleta con la que Fidel Castro salió de La Habana rumbo a México. Apenas un cambio de ropa. En la bolsa, lo que le había podido dar su hermana Lidia, fruto de la venta de su refrigerador. A más espacio vacío en las valijas y los bolsillos, más grande es la posibilidad de incluir proyectos y anhelos; a Castro le sobraban.

Igualmente escasas eran (son) las pertenencias de quienes iniciaron el movimiento zapatista en México. Consecuentemente, grande era su lista de demandas consistente en una síntesis disruptiva que proponía una nueva visión de las relaciones en México: entre el norte y el sur, entre el campo y las ciudades, entre indígenas y mestizos, entre ricos y desposeídos.

Ambos movimientos surgían a contrapelo de las corrientes en boga por aquellos tiempos. Cuando a Castro se le pide explicar su razonamiento de aglutinarse en México para planear la Revolución, hace un repaso de los regímenes vigentes en Latinoamérica por aquellos días: Somoza en Nicaragua, Trujillo en Dominicana, Pérez Jiménez en Venezuela… nuestro país aparecía como el único reducto en el que tenían cabida sus ideales. Por lo que toca al EZLN, baste decir que el día del levantamiento del Ejército Zapatista —sin que medie casualidad alguna— coincide con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El sesenta aniversario de un movimiento y el vigesimoquinto del otro, nos los presentan como lentes interesantes para observar la realidad actual. ¿Quién proclama la transformación profunda de nuestras sociedades?, ¿qué tan pesado es su equipaje para saber si hay espacio para un proyecto de tal envergadura?, ¿qué entorno geopolítico tensará, o no, la cuerda por la que habrá de deslizarse?

Politóloga* miriamhd4@yahoo.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.