• Regístrate
Estás leyendo: AMLORD o AMLOST
Comparte esta noticia

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

AMLORD o AMLOST

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

Hay que reconocer que tiene un gran mérito cambiar la narrativa. Viajar en vuelo comercial, transitar por vía terrestre sorteando el tráfico y arriesgándose a perder el avión, ser atendido en la cafetería de la terminal aérea por un gobernador que ha hecho del ser raza su divisa –y ganarle en ese terreno– es francamente admirable. La única crítica desde la perspectiva de la comunicación política que estos gestos representan es que el protagonista trate verbalmente de llamar la atención hacia ello. Que sea el propio López Obrador quien diga que la gente ya está viendo los cambios porque lo ven viajar así equivale al comediante que se ríe de su propio chiste; le resta impacto. Pero eso es pecata minuta. Lo verdaderamente delicado es que, por más elocuente que sea la prédica del ejemplo, se agotará pronto. Se acabarán también los cargos para los cuales anunciar nombramientos, aunque haya elevado a nivel de arte el lento striptease de estos anuncios, llegando a su máxima expresión ayer cuando un mismo puesto –la Dirección del SAT– lo ha ido desmenuzando en capítulos bajo la forma de pistas para ver si adivinamos de quién se trata. Por supuesto, el asunto de La cuarta transformación (que a muchos no les queda muy claro) terminará por no dar más de sí a fuerza de sobarla si no se le agrega contenido.

Evidentemente, estamos en el período de la transición. López Obrador no está aún en funciones y no tiene por qué estar dando más resultados que la simple apertura al diálogo y la capacidad de arrojar luz sobre cuál será la ruta para lograr lo que propone. Sin embargo, las giras, los foros, las cuidadísimas ruedas de prensa tienen como fin inflar las expectativas, hacer crecer la esperanza que lo llevó a la Primera Magistratura. Así que no solo de ese tamaño deberán ser los logros, sino que tendrán que verse pronto: o gobierna o pierde.

miriamhd4@yahoo.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.