• Regístrate
Estás leyendo: ¿A dónde lleva el vagón rosa?
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 00:05 Hoy

Columna de Miriam Hinojosa Dieck

¿A dónde lleva el vagón rosa?

Miriam Hinojosa Dieck

Publicidad
Publicidad

El ex alcalde de Bogotá y ex candidato presidencial de Colombia, Antanas Mockus, se reintegrará a la vida pública a través de un escaño en el Senado que ganó con una copiosa votación. Filósofo y matemático, como rector fue mundialmente conocida la medida que utilizó para lograr que los estudiantes enardecidos le permitieran explicarse: se bajó los pantalones y les mostró el trasero. El silencio se hizo.

Y los silencios para escucharlo valen mucho la pena. No habla de ocurrencias, no opera para ver qué pasa. Identifica un problema público y para atenderlo genera un modelo causal en el que se señala claramente una conducta que debe de modificarse y las acciones que llevarán a esa transformación.

Mockus se ha especializado en imaginar catalizadores para los procesos de transformación social por la vía de acciones inusitadas que permiten una suerte de metacognición por parte del individuo, quien observa que lo que hace daña a los demás y a sí mismo. No es fácil encontrar individuos con la lucidez de Antanas. Aún más difícil es que lleguen al poder y mantengan su sencillez y claridad. Pero ojalá eso fuera lo único que nos separa de su estilo.

Recién se ha dado a conocer la puesta en marcha de un vagón rosa para el Metro de Monterrey. La idea es que el mismo solo pueda ser abordado por mujeres de tal suerte que se eviten los tocamientos y roses que, aprovechándose del hacinamiento que prevalece en este medio de transporte, algunos hombres hacen padecer a las pasajeras.

Es cierto, en lo inmediato todo indica que el índice de molestias de este tipo desaparecerá. Pero, ¿qué pasará en el mediano y largo plazos? Lo resumo con un comentario de un tipo que leí en redes: “Entonces tengo libertad de tocar a todas las que no se suban al lugar que les corresponde”. Ese es el mensaje de aislar a las mujeres: la ocasión hace al ladrón, y los mano larga no pueden contenerse. Qué lejos estamos de apostar a la transformación social al estilo de Antanas Mockus.

miriamhd4@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.