• Regístrate
Estás leyendo: Presupuestos e inversión pública
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 13:26 Hoy

Columna de Miguel Zárate Hernández

Presupuestos e inversión pública

Miguel Zárate Hernández

Publicidad
Publicidad

Los acontecimientos en torno a la desaparición de normalistas y sus consecuencias políticas y sociales, así como otros hechos en los que ha prevalecido particularmente la impunidad, han trastocado la vida pública nacional al grado de que todo lo demás parece pasar a segundo término, inclusive cuestiones trascendentales que marcarán el camino del ya próximo 2015. Entre esto último, desde luego, se cuenta la aprobación en días pasados del presupuesto federal para el siguiente ejercicio y, en el caso de Jalisco, la propuesta al Congreso local del gasto a ejercer por el gobierno de la entidad para ese mismo periodo.

En líneas muy generales, observamos que nuestro estado se verá beneficiado en materia de inversión pública federal, mientras que la estatal seguirá siendo un tanto “austera” ya que las políticas de ambos niveles de gobierno no van quizá en el mismo sentido. El gobierno de la república ejercerá un presupuesto en el que se ha visto disminuido el “asistencialismo” y se han fortalecido las acciones que privilegian la inversión y el desarrollo económico. Esto ya es un hecho, pero en Jalisco el presupuesto, si bien en algo incrementará el fomento a inversiones generadoras de empleo –a través de Sedeco, principalmente-, el gasto de obra se mantendrá efectivamente austero.

Hay que analizar las proporciones en que estas dos principales fuentes de inversión, la federal y la estatal –de las municipales en estos momentos mejor ni hablamos- y la manera en que efectivamente pueden contribuir al desarrollo. En el tema federal, de los casi inimaginables 4.5 billones de pesos del presupuesto aprobado, aproximadamente la tercera parte se destinará a desarrollo económico e inversión. Solamente para inversión pública serán 876 mil millones de pesos los que se derivarán a tal fin. Y, además, habrá aumento en las participaciones a los estados –ojo por Jalisco-, así como aumento a la infraestructura federal en carreteras, que también algo nos beneficiará.

Todo indica que el gobierno federal y la ratificación que en general hizo el Congreso de la Unión del presupuesto, sí corresponderá al plan sexenal, por ejemplo, de crear otras 46 autopistas en todo el país, a la realización del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, a los trenes rápidos del Distrito Federal a Querétaro y Toluca y, para fortuna nuestra, la continuidad del gasto para la línea tres del tren eléctrico urbano que, como ya se ha dicho, correrá por cuenta íntegramente de la inversión federal.

Por lo que toca a Jalisco, dados los tiempos establecidos para su aprobación hasta el 15 de diciembre, hay espacio para “empatar” su gasto con el que ya se autorizó a nivel federal. Sin embargo, la propuesta aquí, como lo anticipó el gobierno del estado, es de “austeridad”, lo cual en efecto ya se advierte desde que el gasto para obra pública ascenderá a unos 4 mil millones de pesos, además de 138 millones para hospitales y otras inversiones conjuntas con el gobierno de la república. Aunque no se mencionó, está claro que hay otros rubros que absorben buena parte del presupuesto, como los asistenciales ya que los apoyos al pasaje de transporte público y otros programas se llevarán buena parte del gasto, además de que de pasada sirven bastante a las causas políticas del año próximo.

Y es aquí donde la situación preocupa. Además del gasto general y sus proporciones económicas o sociales, etcétera, hay que tomar en cuenta la necesidad de que la obra pública se efectúe de acuerdo a verdaderos criterios de eficiencia. El problema, todos lo sabemos, es que el gasto de este tipo se contamine de factores en extremo dañinos, como lo son favoritismos para las licitaciones, asignaciones directas y, lamentablemente, la corrupción que sigue enseñoreándose en muchos presupuestos.

Es momento oportuno para señalar, así, la gran importancia de vigilar la transparencia y eficiencia en la que se realizará tal gasto. Una experiencia que debe considerarse es que hasta al gobierno de la república le afectan las sospechas de que las cosas no se realicen como es debido. No hay ni qué preguntar el impacto del tema de la “Casa Blanca” que, sin juzgar ni hacer conclusiones, pone en entredicho la licitación del tren rápido a Querétaro, a grado tal que debe ser cancelado. El perjuicio a la imagen presidencial. Sin embargo, ya quedó hecho.

Así que será mejor que en esta cuestión de las asignaciones en obra pública, lo mejor es que los gobernantes y autoridades se la piensen dos veces, principalmente ante la facilidad con la que afloran evidencias que se sepultaban quizá más fácilmente en el pasado. Y, naturalmente, los principales afectados de licitaciones dirigidas y asignaciones directas e intencionadas, no solamente son los pequeños constructores, que no ven ya una ante las parvadas de amigos y favorecidos, sino la obra misma que se encarece y desmerece en calidad.

Para el caso de Jalisco, un gasto en obra pública menor al cinco por ciento del presupuesto general, realmente dista mucho de ser lo deseable. Quizá no lleguemos a lo que en tiempos pasados, según nos relatan, era una proporción hasta del 20 por ciento pero, a decir verdad, refleja una austeridad que sería mal entendida si, por otro lado, se acentúa el gasto en gasto corriente –aunque nos digan otra vez que no se aumentará “una sola plaza”- o en cuestiones que, mal pensados que somos, podrían redundar en votos.

Prudencia y eficacia, inteligencia y honestidad, son los factores que deberían importar al ejercer el gasto público. Lo demás es demagogia, bastante recurrente y común sobre todo en los tiempos electorales que se avecinan.

miguel.zarateh@hotmail.com

Twitter: MiguelZarate_12

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.