• Regístrate
Estás leyendo: Enredados
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 05:37 Hoy

El Escritorio

Enredados

Miguel Mery Ayup

Publicidad
Publicidad

Sin duda las redes sociales han acortado las distancias de comunicación entre las personas. Sin embargo esto no siempre significa que logremos mejores niveles de comunicación y diálogo como sociedad.

Las redes nos permiten comunicarnos de manera directa con figuras públicas como deportistas, artistas, celebridades y políticos, sin embargo si alguien creyó que las redes sociales iban a romper las barreras entre ciudadanos y gobiernos o entre diversos sectores de la sociedad, no ha sido así.

Cada persona expone sus pensamientos, sentimientos y vida cotidiana a sus amigos y al final a cualquiera que pueda tomarlo de la red y replicarlo.

Todos podemos compartir momentos, fotografías, recuerdos, e incluso hay quien va más allá y comparte sentimientos íntimos y personales, buscando quizá en su red un respaldo o un apoyo de decenas de personas que de forma directa no encontrarían.

A su vez la red nos permite informarnos de asuntos públicos ya sean locales, nacionales o internacionales. Basta entrar a facebook para en unos minutos ponernos al día del acontecer mundial, mezclado con las opiniones, pensamientos, filias y fobias de nuestros amigos y contactos. Sin embargo en la red es igual una nota de un diario reconocido o la opinión de un columnista destacado que las fakes news pagadas precisamente para confundir y desinformar.

Como en todo hay quien aprovecha la oportunidad de acortar distancias para generar vínculos, opinión y reflexión, con su red, con periodistas, políticos o los llamados influencers. Hay iniciativas que a través de la red encuentran eco para causas sociales o ambientales.

Sin embargo hay muchos que utilizan esa cercanía y anonimato relativo de la red solo para transgredir, ofender, y expresar cosas que frente a frente no dirían. ¿O acaso usted pasa por la calle y al ver a alguien le dice sin más “chinga tu madre”? Pues en las redes eso ocurre. Tal parece que de este modo las redes han reproducido las barreras de la vida cotidiana.

Y usted ¿construye y dialoga en sus redes sociales?


miguelmerya@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.