• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-06
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 23:01 Hoy

El Escritorio

2017-09-06

Miguel Mery Ayup

Publicidad
Publicidad

Hace unas horas el gobierno del presidente Trump anunció la terminación del programa de acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés) impulsado por su antecesor Barak Obama a fin de proteger a más de 800 mil indocumentados, la mayoría mexicanos, que fueron llevados a Estados Unidos cuando aún eran niños y que los blindaba de deportaciones, permitiéndoles conseguir visas temporales de trabajo.

Éstos jóvenes que durante años se integraron a la vida del “sueño americano” se les conoce como dreamers y recibieron los citados beneficios toda vez que no tenían responsabilidad de su estatus migratorio al ser llevados a ése país por sus padres en busca de mejores oportunidades de vida.

Además entregaron información de sus familias para poder pertenecer a este programa. Datos que ponen en peligro ahora no solo a ellos, sino a todo su entorno.

Imagínese, vivir en un país que dicen las autoridades no es el suyo, pero que para ellos es el único que conocen y en el cual han crecido, estudiado y trabajado, siendo ahora perseguidos y en constante peligro de ser deportados.

La medida entrará en vigor en seis meses y en una entrevista a una cadena televisiva, el presidente Trump manifestó que el futuro de éstos jóvenes está ahora en manos del congreso, el cual deberá legislar para protegerlos.

Lo anterior es leído por muchos como una estrategia de Trump y algunos republicanos que se han opuesto a legislar una reforma migratoria en el pasado, en la cual utilizarán a los dreamers como rehenes para obtener a cambio, la aprobación de recursos que permitan implementar políticas racistas y anti inmigrantes como la del muro fronterizo.

Ciertamente muchos jóvenes serán deportados a sus estados de origen, por lo que todo México, en particular Coahuila y su nuevo gobierno, deberán de estar preparados para recibirlos, generar las estructuras para integrarlos a la sociedad y a la vida productiva aprovechando su preparación forjada en Estados Unidos. Quizás las acciones intolerantes de un racista puedan dejar algo bueno para nuestro estado.


miguelmerya@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.