• Regístrate
Estás leyendo: Todavía les falta ritmo
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 16:33 Hoy

Solo para Fans

Todavía les falta ritmo

Miguel Boada

Publicidad
Publicidad

Fue una visita a los Tecolotes con mucha turbulencia para los Diablos Rojos, que empezó con el episodio de violencia que se dio en Nuevo Laredo, con el que se suspendió el primer juego de la serie y que concluyó con tres derrotas frente a los Tecos.

Más allá de lo que sucedió fuera del diamante, no fue una visita sencilla para los capitalinos dentro del terreno de juego.

Parece que para los jugadores está tomando tiempo el adaptarse a este nuevo formato de juego, ya que en ocasiones lucen un poco fuera de ritmo y eso hace que colectivamente haya desajustes que, de una manera u otra, pueden reflejarse en el box score.

En los números de los abridores se puede ver que algo todavía no hace clic con ellos, los pingos han jugado nueve encuentros hasta ahora (contando el que terminó empatado en León), y sus abridores hasta ahora tienen marca de 1-3, con cinco encuentros en los que han salido sin decisión.

Solo Patrick Johnson ha ganado un juego, y el que los demás no tengan triunfos no solo tiene que ver con lo que ellos han hecho en la loma, están factores como el relevo y lo que hagan la ofensiva y la defensiva.

Por eso mismo están padeciendo un estilo de cruda después de descansar alrededor de tres semanas, entrenando en ese lapso y teniendo que estar a ritmo de juego de nueva cuenta.

Lo anterior lo veo ya que el equipo prácticamente es el mismo que empezó el primer torneo y las caras nuevas que llegaron no son tantas como para que se diera este desajuste.

Aun así, es curioso que el staff de lanzadores colorados es el cuarto mejor de la LMB hasta ahora, con un promedio de carreras limpias de 3.03.

Después de la agria visita a los Tecolotes, los pingos van a tener que encontrar el ritmo y el nivel que hace un mes tenían pronto, y lo tendrán que hacer frente a unos Acereros de Monclova que no solo están enrachados (8-1) sino que acaban de presentar a su refuerzo, el ex ligamayorista Erick Aybar, con lo que lucen más fuertes de lo que han demostrado después de nueve juegos.

Plantarse en Monclova y presentar una buena serie será un buen revulsivo para después tener una estancia en casa en la que van a enfrentar a Laguna y Durango.

Los coaches y jugadores se dieron cuenta que en una temporada corta hay mayor urgencia por ganar, no se pueden empezar a quedar atrás porque no hay tanto margen de maniobra, y después de haber quedado en segundo lugar, no tienen la mira en quedar en una peor posición.

twitter@mikeboada


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.