• Regístrate
Estás leyendo: Hay que ponerle sabor al beisbol... no sean tan puristas
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 04:21 Hoy

Solo para Fans

Hay que ponerle sabor al beisbol... no sean tan puristas

Miguel Boada

Publicidad
Publicidad

Si de algo se puede morir el beisbol es de aburrimiento, por eso dentro del diamante se tiene que emparejar el show que los fans reciben en las tribunas y en su teléfono celular o en su tablet. Claro, sin faltarle el respeto al deporte, pero tampoco cayendo en actos de extremo purismo*...

En Grandes Ligas saben desde años atrás que tenían que crear una auténtica experiencia 360 en sus parques de pelota para no perder afición, y a eso se han dedicado... y lo han hecho, como ellos saben, a lo grande. Son miniparques de diversiones o mini centros comerciales con todo lo que te puedas imaginar para que los niños, jóvenes, mujeres adultas y hombres adultos, así como de la tercera edad y personas con discapacidad, puedan asistir a los estadios.

Ya ahí, el beisbol es parte de la carpeta de opciones, y para no perderse dentro de todo el show, no está mal que le pongan algo de sabor al juego...

¿Cómo?

Siendo originales y distintos en ciertas ocasiones.

Los Cachorros de Joe Maddon se convirtieron en noticia cuando mandaron al centro del diamante a su primera base Anthony Rizzo, quien con pitcheos de menos de 60 millas sacó un out. La gente en el parque estaba de pie viendo a su estrella lanzar, cientos de teléfonos celulares estaban grabando ese momento y en las redes sociales fue una noticia top.

El beisbol es mágico y noble, pero en la actualidad lo han convertido en algo monótono y sin chispa al no presentar cosas legales, que el deporte te lo permite, pero que ahora “están prohibidas” porque los millones de dólares son los que mandan.

¿Acaso no te ha tocado ver que en un juego de liga amateur algún pelotero de campo suba a la lomita a lanzar y después entre otro, pero él siga en el juego porque es buen cañón? ¿Y qué pasa? Nada, es la magia que te permite explotar este deporte, porque eso está permitido.

Pues en Tampa Bay, ayer, el mánager de los Rays decidió jugar un poco y nos permitió ver algo distinto. Resulta que el mexicano Sergio Romo entró en la octava entrada y sacó dos outs, pero para empezar la novena venía un bateador zurdo por los Yanquis, así que hizo todo un juego de cambios para que Romo se quedara como tercera base y Jonny Venters entró a sacar el primer out. Entonces, de nuevo Sergio subió a la lomita y sacó los dos outs para mantener la ventaja, y los Rays le ganaron 3-2 a los neoyorquinos.

En las redes los videos de Romo jugando tercera base fueron una sensación y en la página de MLB, la nota de Sergio jugando tercera y lanzando se mantenía entre las principales del día llegando a la medianoche, casi ocho horas después de que acabó el juego.

Los fans aplaudieron lo que vieron y yo, desde acá, vi el video varias veces y disfruté ver toda la cantidad de movimientos en el line up de Tampa Bay y, por supuesto, me encantó ver que un pitcher salvó un juego sin ser el último en aparecer en el box score. ¿Cada cuándo han visto eso en MLB? ¿Vale o no vale la pena ponerle sabor al beisbol de vez en cuando?

Sé que se requieren muchas cosas para que algo así se dé, pero no está mal quitarse el smoking y ponerse unas bermudas para disfrutar del noble y divertido beisbol...

*El purismo es un acto realizado por un purista... un purista es el que defiende el mantenimiento de una doctrina, una práctica, una costumbre, etc., en toda su pureza y sin admitir cambios ni concesiones (definición según la Real Academia de la Lengua Española).

  twitter@mikeboada

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.