• Regístrate
Estás leyendo: En México, el beisbol es nacional
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 21:39 Hoy

Solo para Fans

En México, el beisbol es nacional

Miguel Boada

Publicidad
Publicidad

Muchos años atrás, por no decir que décadas atrás, en pequeñas ciudades alrededor de todo México los niños crecían sabiendo que el beisbol era una religión, era una de las cosas que le daba identidad al lugar, era con lo que se crecía. Si nacías en Culiacán eras Tomatero. Si nacías en Obregón, eras Yaqui. Si nacías en Hermosillo eras Naranjero. Si nacías en Mérida, eras León. Si nacías en Torreón, eras Algodonero. Y así. No lo escogías, esa era tu identidad.

Pasan los años y eso se mantiene, no sé si en la misma intensidad, pero sigue, aunque lo que sí ha cambiado es el impacto que tienen los equipos y eso es algo que pocos, muy pocos han entendido.

En los últimos años ya ningún equipo es solamente regional, ya los 24 conjuntos de las dos ligas profesionales más grandes que hay en México, las de verano e invierno, son equipos nacionales. Tienen un impacto nacional.

Esa romántica idea de que solo podía haber una relación entre los nacidos en Mazatlán con sus Venados, tiene años que ha dejado de ser exclusiva. Esa romántica idea de que solo podía haber una relación entre los nacidos en Monterrey con sus Sultanes, tiene años que ha dejado de ser exclusiva. Ahora Venados y Sultanes (y los otros 22) son equipos de impacto nacional.

El problema no es que los aficionados locales crean que la escuadra que juega en su ciudad solo “es de ellos”, sino que las directivas de esos 24 equipos lo crean y así actúen. En la actualidad ya no son equipos “exclusivos” y deben de entenderlo y actuar en consecuencia.

¿Acaso a los que nos gusta el beisbol en la ciudad de México no podemos irle a un equipo de la Liga del Pacífico? Y cuando digo irle no solo me refiero a decir, “le voy a los Venados”, sino comprar productos del equipo y haber hecho viajes (o tener planes de hacerlo) para ver juegos en el Teodoro Mariscal. No vivo ahí, pero le voy al equipo.

Una persona que nació en Ciudad Obregón, pero que por cuestiones de la vida ahora vive en Tabasco, ¿no puede irle y seguir al equipo a dos mil kilómetros de distancia? ¿Y no es eso tener un impacto nacional?

¿Entonces por qué parece que muchos de los equipos siguen pensando que solo son regionales y no nacionales?

Además de pensar en todos aquellos aficionados que existen más allá del territorio donde juegan, los clubes han dejado pasar decenas de posibilidades de negocio. ¿A poco solo los fans locales son capaces de gastar en productos o en oportunidades para asistir al estadio?

Por eso aplaudo que los Naranjeros de Hermosillo hayan decidido dar un paso que hace un año dieron los Tomateros de Culiacán, pero cometieron el error de no darle continuidad. Es como un juego, aquí se tiene que trabajar por muchas entradas.

Los Naranjeros organizaron en la ciudad de México una presentación llamada El marketing deportivo en México de la mano de la agencia Merca 2.0. Ahí estuvieron presentes agencias de relaciones públicas, representantes de algunas marcas y medios de comunicación, una excelente combinación.

Al principio dudaron en hacerlo pero les digo: el que no arriesga, no gana. Decidieron apostar a este acercamiento. Y no solo volverán a casa con un buen sabor de boca, sino con una larga lista de caminos para crecer. Ya dieron este paso (como lo hizo Tomateros) pero tienen la oportunidad de que el terreno que acaban de encontrar se convierta en un gran sembradío que les dé frutos. No se los va a dar hoy, ni mañana, se necesita trabajo, tiempo y estar atento de él. Eso significa actuar ya, después de toda la información con la que regresan, para preparar la tierra, y hacer algo este mismo año, pensar en más actividades y volver el próximo año para buscar más y más.

Aplaudo (como lo hice con Tomateros) que un equipo de la Liga del Pacífico se dé cuenta, se la crea, se valore y se vea como un equipo nacional y no solo de Hermosillo. Eso deberían de hacer los 24 equipos profesionales. No me refiero a que todos tengan que hacer un evento de marketing en la Ciudad de México, no, opciones y ciudades a las cuáles llegar hay decenas, pero deben de hacer algo. En la actualidad ya no se puede pensar y actuar de manera regional. Entiéndanlo e inviertan en ello.

“Los equipos deben de invertir en su propia marca, en su marketing”, con esa frase cerró el evento Álvaro Rattinger, director general de Merca 2.0, y es algo que todos deben de entender, ¿quién sí se pondrá a trabajar en eso? Naranjeros lo hizo.

 twitter@mikeboada

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.