• Regístrate
Estás leyendo: Otra opción factible
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 21:38 Hoy

Columna de Miguel Bazdresch Parada

Otra opción factible

Miguel Bazdresch Parada

Publicidad
Publicidad

Poco a poco se acerca el fin de las campañas políticas y se acerca el día de elecciones, las disputas posteriores ordinarias y la normalidad. Las violencias no nos han dejado, la corrupción y la inseguridad tampoco. Tres fenómenos al alza a la par de la desconfianza social en gobiernos y en el Estado mismo. El mercado con el cual se controla la economía también reacciona y sigue inestable, volátil como lo califican los enterados. La población parece esperanzada en los cambios de personajes como causa eficiente de cambios en la acción gubernamental y la mejoría del clima social. Esperanza aparte, lo más probable es un pequeñísimo lapso de luna de miel con los nuevos y un nuevo despertar, esperemos no demasiado brusco, a las realidades duras de difícil transformación rápida.

Son evidentes las enormes deficiencias del neoliberalismo mexicano puesto a funcionar desde los años ochenta del siglo pasado y la ineficiencia de las correcciones intentadas. Esa corriente económica, la neoliberal, no es compatible con una economía sensible a las dificultades sociales y no se entera de injusticias y falta de libertades sociales. Por ejemplo, el intento de corregir la insuficiencia de la protección a la salud de los mexicanos con el Seguro Popular se ha quedado corto y hasta ha sido saboteado por la misma economía liberal con el encarecimiento rapaz de las medicinas y materiales sanitarios. Tampoco la contención de la violencia armada con la intervención de las Fuerzas Armadas, receta de fuerza cobijada por el mismo neoliberalismo ha sido eficaz; los índices de inseguridad son hoy muy elevados. Hasta los grupos de interés empresarial, los más favorecidos por el mercado, hoy claman por correcciones al neoliberalismo pues se dan cuenta del germen destructivo que entraña si el Estado no interviene y ayuda a eliminar las situaciones indeseables que se han creado en el país.

También es notable una creciente oposición al sistema neoliberal mexicano entre analistas y población cuya mirada ve imposible una solución liberal en justicia y libertad a los graves problemas del país. Prefieren llamar a la resistencia para introducir en la vida social otros saberes no liberales como son los de tradición comunitaria, centrados en considerar comunes los bienes, y la vida social dedicada a producirlos y gozarlos en común. Una opción factible.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.