• Regístrate
Estás leyendo: Ley de Salarios Máximos
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 23:52 Hoy

La causa y lo causado

Ley de Salarios Máximos

Miguel Barbosa

Publicidad
Publicidad

Ayer la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, donde Morena y sus aliados contamos con la mayoría absoluta, debatió y aprobó la Ley de Salarios Máximos, después de que esta minuta, que envió el Senado, estuvo en la congeladora legislativa por casi nueve años. Esta ley es importante por varias razones:

Porque constituye un triunfo del pueblo de México, es una consecuencia del voto mayoritario que la sociedad le dio a la coalición Juntos Haremos Historia, Morena, PT y PES, el pasado 1 de julio. Se trata de una ley indispensable para hacer realidad la austeridad, la transparencia y el uso eficaz de los recursos públicos; servirá para acabar con los excesos y privilegios que discrecionalmente dispone la alta burocracia. Esta norma será una de las bases de lo que debe ser una nueva cultura del servicio público; una cultura basada precisamente en la vocación de servicio, y no en el vicio que representa el enriquecimiento por medio del disfrute discrecional de los recursos que provienen de toda la sociedad.

No fue casual que esta minuta, aun cuando fue aprobada por el Senado hace casi nueve años, no hubiera prosperado, con toda intención no se quiso avanzar en regular, moderar y transparentar los ingresos de la alta burocracia.

Estudios y notas publicados por medios de comunicación han realizado algunas estimaciones respecto a los posibles ahorros que significará esta reforma: si al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) se les disminuyera el salario a las plazas que superan el tope salarial fijado por Andrés Manuel López Obrador, significaría un ahorro estimado de 10 mil 697 millones de pesos anuales. En Pemex se ahorrarían 4 mil 613 millones de pesos; en SHCP se ahorrarían mil 582 millones de pesos; en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), 734 millones de pesos; en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), 731 millones de pesos; en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), 661 millones de pesos; en Marina, 514 millones de pesos.

La lista de posibles ahorros sigue: la CFE, 321 millones de pesos; en el IMSS, 257 millones de pesos; en la Secretaría de Energía, 293 millones de pesos; en el Instituto Nacional Electoral (INE), 259 millones de pesos; y otros más como la SCT, PGR, SEP, Sedesol, INAI generarían un ahorro de 5 mil millones de pesos. En total se estima que se ahorrarán alrededor de 25 mil 662 millones de pesos.

“No puede existir un pueblo pobre con un gobierno rico”, esta frase es mucho más que un recurso discursivo, se trata de una convicción de fondo, un principio de solidaridad y de igualdad social. Cuando el que gobierna vive en la opulencia, está cegado para ver las necesidades del pueblo. Ese gobernante que vive en la opulencia terminará siendo odiado y despreciado por el pueblo. La aprobación de esta ley servirá para que los políticos de todos los partidos comencemos a ganar credibilidad y a recuperar la confianza de la gente.

Twitter: @MBarbosaMX

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.