• Regístrate
Estás leyendo: La ley inconstitucional
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 05:46 Hoy

La ley inconstitucional

Publicidad
Más opiniones
Publicidad

Lo hemos dicho una y otra vez, y lo seguiremos diciendo: la Ley de Seguridad Interior, promulgada la tarde de ayer por el presidente Enrique Peña Nieto, no debe aplicarse por ser inconstitucional, por violentar los derechos humanos y por atentar contra la paz social al militarizar el país.

Esta ley pasará a la historia como una de las normas que mayor rechazo social, nacional e internacional han provocado. También se recordará como el mayor acto de terquedad y falta de visión política del gobierno federal que termina. Pese a los pronósticos y apuesta oficiales, que esperaban que con el periodo vacacional el tema se olvidara, esto no ha ocurrido y las protestas y voces opositoras continúan tanto dentro como fuera del país.

¿Qué puede hacer una sociedad ante los oídos sordos de su gobierno? Seguir expresando su inconformidad, defenderse con los medios y las formas que la propia Constitución establece, y el siguiente año con su voto definir un nuevo rumbo para el país. El rechazo social sigue y así continuará, porque a pesar de la campaña de comunicación para presentarla como un logro, la simple revisión del texto revela sus inocultables riesgos y la población de muy variados estratos sociales tiene consciencia de ello.

El presidente Enrique Peña Nieto desperdició una gran oportunidad para enmendar el camino, decidió publicar esta ley inconstitucional simulando haber escuchado a la sociedad, pero al final imponiendo su voluntad. Ahora corresponde a la nación defenderse con las herramientas que nos permite nuestra propia Constitución. Como lo decían los hombres de la Ilustración: el soberano debe tener las manos libres para hacer el bien y las manos atadas para hacer el mal. Ante la ley de seguridad interior debemos ejercer una acción de inconstitucionalidad.

¿Por qué presentar una acción de inconstitucionalidad?

1. Porque significa la violación de los artículos 21 y 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al confundir las funciones del Estado mexicano de preservar la seguridad pública ciudadana y la seguridad interior de sus órdenes de gobierno e instituciones.

2. Porque significa la violación a los artículos 21 y 129 constitucionales, al entregar en forma expresa, permanente y concentrada las actividades de seguridad pública a las fuerzas militares en tiempos de paz.

3. Porque significa la potencial escalada en la violación de los derechos humanos reconocidos por la Constitución y por los tratados internacionales que obligan a nuestro país, como impone su artículo 1º constitucional.

4. Porque significa la instalación formal de un esquema de vigilancia social mediante la inteligencia castrense; y un sistema de espionaje militar, político, discrecional y sistemático, como es la práctica de las autoridades mexicanas.

5. Porque significa la amenaza latente de disolución militar a la protesta social, incluso por motivos político-electorales, mediante acciones para identificar, prevenir, atender, reducir y contener riesgos a la seguridad, bajo definiciones abiertas, ambiguas y discrecionales. Formas modernas de la guerra sucia que violentan los artículos 7º, 8º y 9º constitucionales.

6. Porque significa la ausencia de controles democráticos que sujeten la actuación de las fuerzas armadas a las formas mínimas de transparencia, rendición de cuentas, control político y responsabilidades, en abierta trasgresión a los artículos 6º, 13, 14, 16, 29, 93 y otros.

7. Porque significa la privación de las posibilidades y los incentivos para la depuración, profesionalización y coordinación de las instituciones policiales federales, estatales y municipales, como condición mínima para afrontar la parte punitiva de la política criminal de todo Estado.

8. Porque significa la quiebra del federalismo, por vía de la invasión flagrante de las competencias constitucionales de las entidades federativas, de los municipios, incluso de los organismos autónomos, a discreción del Ejecutivo federal o mediante petición local, desesperada, ante el amago de no colaboración federal frente al flagelo de la ola delincuencial.

Senador de la República
Twitter: @MBarbosaMX

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.