• Regístrate
Estás leyendo: Cinco nombres en la boleta
Comparte esta noticia

La causa y lo causado

Cinco nombres en la boleta

Miguel Barbosa

Publicidad
Publicidad

El próximo 1 de julio en la boleta para Presidente de la República aparecerán cinco nombres. Tres, postulados por coaliciones electorales: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, y dos que obtuvieron su registro como candidatos independientes: Margarita Zavala y Jaime Rodríguez El Bronco. No se vayan con la finta, en realidad ese día los ciudadanos mexicanos solo tienen dos opciones para tomar una decisión. Una es López Obrador, y la otra, alguna de las que representan los abanderados del PRI y del PAN y sus respectivos aliados.

Esta afirmación puede corroborarse fácilmente con varios indicadores presentes en el ambiente: los altos niveles de intención de voto de López Obrador, superiores a 40% en encuestas nacionales y a 50% en estatales. Como ocurre en Puebla, más de 50% de los millennials, quienes para varios analistas definirán la elección, prefiere al candidato presidencial de Morena. Lo mismo ocurre entre las mujeres, tres de cada cuatro ciudadanos piensan que López Obrador ganará la elección. La guerra sucia está a todo lo que da en internet, las noticias falsas y los memes pululan en la red, pero no afectan su imagen positiva.

¿Por qué esta circunstancia? ¿Por qué nadie compra la idea de que es un peligro para México? Porque López Obrador no solo es un candidato en campaña, es un líder social y político que desde hace muchos años tomó la decisión personal y política de ser un opositor real al gobierno y al proyecto que representa. Nunca negoció, nunca sucumbió a las tentaciones del poder y a las componendas. Hace casi seis años, cuando todas las fuerzas políticas estaban deslumbradas con el retorno del PRI al poder y decidieron pactar, López Obrador se mantuvo firme a su estrategia. La apuesta era muy alta. Acertó y en estos momentos él representa un auténtico cambio respecto a la continuidad del proyecto del PRI y el PAN.

Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Jaime Rodríguez y Margarita Zavala representan lo mismo. Sin López Obrador, el PRD perdió su carácter de partido de oposición hasta convertirse en lo que actualmente es: un apéndice del PAN. La oligarquía no logró sacar un candidato único, por lo cual están fragmentados y confrontados. La campaña de Anaya es un montaje propagandístico, Meade no tiene ninguna experiencia electoral. Margarita Zavala está en la boleta por quitarle votos a Anaya; Jaime Rodríguez entró a la boleta para intentar contener las simpatías de López Obrador en el norte del país.

En 2015, los candidatos independientes parecían ser oxígeno puro para la democracia mexicana, tres años después, el comportamiento de algunos de los candidatos independientes a la Presidencia de la República ha defraudado a la democracia. Ni Margarita Zavala ni Jaime Rodríguez merecerían estar en la boleta, hicieron trampa. La actuación del Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha mermado su credibilidad.

Lo importante de todo esto a estas alturas del proceso electoral es que la sociedad ya tiene claro que solo existe un candidato con el cual confiar. Ustedes ya saben quién.

Twitter: @MBarbosaMX

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.