• Regístrate
Estás leyendo: Vital: 'el coyote y las gallinas'
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 21:17 Hoy

En pocas palabras…

Vital: 'el coyote y las gallinas'

Miguel Ángel Vargas

Publicidad
Publicidad

La historia de Manuel Vital está llena de claroscuros. De joven trabajó en el sector viviendero, pero sus antecedentes no son del todo buenos; empresa en la que participó se vino a pique.

En sus años mozos siempre quiso entrar al sector público, específicamente en Infonavit, aunque su objetivo no era servir a los ciudadanos, sino aprovecharse del cargo y por fortuna nunca le dieron esa oportunidad.

Luego participó en algunas empresas, la mayoría de las cuales guardan malos recuerdos de su paso por ellas. Bastaría con pedir algunas referencias a sus jefes y ex socios para saber su falta de capacidad, ya no digamos su honestidad.

Inició con don Ramiro Guzmán en la constructora Marfil, de donde salió luego de algunos años y no precisamente por sus habilidades. Después encuerdó a varios amigos para entrar al negocio de la vivienda sin éxito y, peor aún, los dejó embarcados.

En el ámbito político habría que pedir referencias sobre su lealtad a su amigo, o hasta hace poco lo era, Luis Gerardo Treviño La Ardilla, quien lo apoyó cuando más lo necesitaba y ahora le mordió la mano.

Luego entonces, ¿qué meritos tiene para llegar al Isssteleón? Quienes lo conocen saben de su oportunismo para colarse en el equipo cercano del actual gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Sus malos antecedentes en el sector privado hacen dudar de si puede con la responsabilidad. Y ahora anda queriendo construir vivienda, cuando en el Isssteleón el horno no está para bollos.

Peor aún, de ser ciertas las versiones sobre un problema penal en el estado de Texas, que tarde o temprano saldría relucir. Vital deberá explicar, cuando la verdad salga a flote, si es un hombre probo como para estar en una dependencia con serios problemas financieros.

El mandatario está en todo su derecho de elegir a su equipo de colaboradores. Sin embargo, dicen que se pueden equivocar en designar a sus funcionarios, pero nunca en quitarlos cuando le fallen porque tampoco puede poner al coyote a cuidar a las gallinas.

miguelangel.vargas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.