• Regístrate
Estás leyendo: Sí a la transformación de la Expo
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 22:57 Hoy

En pocas palabras…

Sí a la transformación de la Expo

Miguel Ángel Vargas

Publicidad
Publicidad

El arranque formal de las campañas representa para algunos la oportunidad de hacer negocio y para otros la posibilidad de exponer sus propuestas. Pero para la mayoría de los ciudadanos se convierte en la peor pesadilla por la contaminación visual y la saturación en los medios de comunicación de la publicidad política.

A eso habría que agregar las redes sociales como el Twitter y el Facebook, donde muchos aspirantes están canalizando su esfuerzo ante la falta de recursos. Precisamente a través de este último medio me enteraba de los “300 mil pesotes” que le dará la Comisión Estatal Electoral al independiente Jaime Rodríguez Calderón.

¿Qué deberán hacer los candidatos para convencer a una ciudadanía que está harta de políticos mentirosos? Pues hacer más propuestas y menos promesas. Ese es, creo yo, el principal reto de quienes aspiran a un cargo de elección popular el próximo 7 de junio.

Hasta hace unos años, en la política tradicional se trataba de saludar o visitar a los electores y con ello era más que suficiente para ganarse el voto. Así llegaron muchos de los que nos han gobernado.

Por fortuna eso ha cambiado. Ahora se necesita ser más propositivo y sobre todo ganarse la confianza de quienes buscan un puesto. Aunque recién empiezan las campañas, algunos ya lanzaron sus primeros compromisos.

Es el caso de Francisco Cienfuegos, quien busca regenerar la zona de la Expo de Guadalupe dándole otro sentido a los terrenos que durante años se han utilizado para bailes y ferias donde el alcohol es el principal protagonista.

Paco pretende convertirlo en un parque donde haya un centro de convenciones, un hotel y espacios para la recreación de los guadalupenses. En lo personal me agrada la idea porque ese espacio se había convertido en generador de nota roja por los lamentables sucesos que han ocurrido.

De entrada suena bien que se esté pensando en transformar el sector que se utiliza eventualmente y que cuando funciona sea como una enorme cantina. En ese espacio caben otros proyectos de mayor beneficio para la gente, pero que también puede ser un detonador económico.

Como esas, quisiéramos escuchar más propuestas en estos casi tres meses y no ataques o descalificaciones. Desde hace tiempo decidí no llevar a mi familia a la Expo para protegerla de los borrachos gatillo alegre y las estampidas que en años anteriores provocaron terror y muerte.

miguelangel.vargas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.