• Regístrate
Estás leyendo: Mara y la descomposición social
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 15:29 Hoy

En pocas palabras…

Mara y la descomposición social

Miguel Ángel Vargas

Publicidad
Publicidad

El asesinato de la joven Mara Castilla ocurrido en Puebla en días pasados, es un serio llamado de atención para una sociedad mexicana en franca decadencia, que por si fuera poco tiene un gobierno incapaz de controlar la inseguridad.

Este lamentable hecho nos ubica en nuestra realidad. La violencia va en aumento y los políticos parecen más preocupados por su futuro que por encontrar soluciones.

Ayer en diferentes ciudades del país hubo protestas para condenar el crimen de la jovencita de 19 años, originaria de la ciudad de Xalapa, Veracruz, que estudiaba en la capital poblana.

Mara era una jovencita alegre que tenía, como muchas de su edad, derecho a divertirse. Resulta irrelevante la hora y el lugar donde ella estaba, como algunos han cuestionado.

Los límites se establecen en familia y nadie tiene derecho a cuestionarlos. Lo que para algunos puede ser exagerado (en cuanto al horario en el que salen nuestros hijos), para otros es normal.

No debemos perder de vista que el brutal asesinato evidencia la crisis de inseguridad que vive nuestro país, además de la incapacidad de las corporaciones policiacas estatales y municipales para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En Nuevo León la cosa va por el mismo tenor. Los asaltos y desapariciones forzadas siguen al alza, por más que nuestro folclórico gobernador diga lo contrario.

Mientras tanto, Jaime Rodríguez Calderón anda con sueños guajiros de contender por la silla presidencial, cuando los nuevoleoneses tienen claro, con resultados en mano, que debería preocuparse por resolver las necesidades de una sociedad que votó por un cambio.

Por políticos como él, que sin mérito alguno piensan primero en su futuro, descuidan su encargo en perjuicio de millones de habitantes de una entidad tan dinámica como la nuestra.

miguelangel.vargas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.