• Regístrate
Estás leyendo: Isssteleón y el saqueo financiero
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 00:22 Hoy

En pocas palabras…

Isssteleón y el saqueo financiero

Miguel Ángel Vargas

Publicidad
Publicidad

En tiempos de Natividad González Parás, el Isssteleón se convirtió en la caja chica de políticos priistas, que saquearon recursos, contrataron seguros de gastos médicos y desfalcaron a una institución que hoy vive su peor crisis financiera.

Con anuencia del gobernador González Parás se bursatilizaron los recursos del Estado, incluidos los ingresos de los burócratas.

La debacle comenzó a partir del 2007, cuando designaron como director a Luis Gerardo Treviño. Su mayor mérito en ese entonces era su cercanía con Jorge Mendoza, quien llevaba mano en la administración con respaldo de Rubén Martínez Dondé, entonces tesorero estatal y presidente del Consejo Directivo de Isssteleón.

Si a eso le agregamos que desde 2014 el Gobierno del Estado no aporta las cuotas que le corresponden, el Isssteleón está en la bancarrota financiera, lo cual es más grave que los más de 3 mil millones de pesos que le reclaman a Rodrigo Medina por el caso Kia.

El gobernador independiente Jaime Rodríguez Calderón trae en sus manos una verdadera papa caliente, de la que no es culpable, pero sí tiene la responsabilidad de buscar una solución financiera.

Para colmo, El Bronco manda señales más preocupantes, al designar como director a Manuel Vital, desarrollador demandado en varias ocasiones por la mala calidad de las construcciones que realiza. Ahora autorizan al Isssteleón a construir casas, cuando el sentido común indica que lo más conveniente es dar apoyos mediante créditos para vivienda.

Los problemas que enfrenta Nuevo León en la actualidad no son atribuibles a este gobierno, pues Natividad y Martínez Dondé hipotecaron por 25 años los ingresos del estado.

Cobraron por adelantado todas las partidas tributarias, sin que existiera la Ley de Hacienda para el estado de Nuevo León, a fin de tener el sustento legal para ejercer esa potestad tributaria.

Es decir, no quedaron satisfechos con utilizar a su antojo los recursos del tiempo presente, sino que incursionaron en el futuro, apropiándose y aprovechando éstos desde el periodo 2009-2010 y hasta 2034-2035. De ese tamaño es el boquete de las arcas estatales, cuyos presuntos responsables tienen rostro y nombre.

miguelangel.vargas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.