• Regístrate
Estás leyendo: Familia incondicional
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 20:47 Hoy

Sin límites

Familia incondicional

Miguel Ángel Rodríguez Aceves

Publicidad
Publicidad

En el CODE Jalisco, tuve el privilegio de charlar con esta ejemplar mamá: Alicia Treviño González, de 52 años de edad. Nativa del estado de Michoacán, tiene radicando 40 años en Guadalajara y es madre de tres hijas mayores y un angelito, Manuel Alejandro, de 13 años de edad, quien nació con Síndrome de Down. Se dieron cuenta cuando nació, ya que presentaba síntomas como la boca abierta, la lengua afuera, ojos lagrimosos y su pronóstico de vida era muy desalentador, sin embargo, a base de diferentes terapias, poco a poco ha ido mejorando en todos los aspectos.

Gracias a las indicaciones de doctores y terapeutas, esta valerosa y ejemplar dama comenta que desde el nacimiento del niño se ha dedicado en cuerpo y alma a él y ha ido progresando a pasos agigantados. El pronóstico del infante era que iba a caminar con aparatos ortopédicos de la cintura para abajo, y si es lo podría lograr, sería hasta los cinco años de edad, pero pudo caminar a los dos años y sin ningún aparato ortopédico, comentó orgullosa, “esto lo logramos a base de puras terapias”, dijo.

Argumentó que el papá del niño ayuda mucho, “nosotros notábamos que el niño ponía mucho empeño, lo podíamos notar en sus ojos la esperanza de ser autosuficiente y al percatarnos de que el infante ya no quería vivir de la misma forma, claro toda la familia estábamos eufóricos de felicidad”.

“Al igual lo llevamos al CAM número 4, una escuela especial, para que reciba atención especial y en la misma recibe clases de música, lenguaje, física, andar en bicicleta, jugar futbol”.

Cerca de su casa existe una unidad deportiva, en ese lugar el niño ha competido en el deporte de atletismo y por cuatro años consecutivos ha ganado la “anhelada presea dorada”.

Su pasatiempo es jugar con su tablet: “El niño ya aprendió las funciones de la misma él solo, también le gusta ir al parque”, dijo su mamá.

Ya va a cumplir cinco meses en el CODE Jalisco y está aprendiendo a nadar, su maestro dice que está progresando favorablemente. “Sonríele a la vida, y la vida te va a devolver la sonrisa”, concluyó Alicia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.