• Regístrate
Estás leyendo: ¡Y todavía faltan 6 meses!
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 08:41 Hoy

En frecuencia

¡Y todavía faltan 6 meses!

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Vaya manera de iniciar el último mes del primer semestre el año. El asesinato artero de 6 elementos de vialidad, tal vez los más vulnerables de las corporaciones de seguridad, es un claro ejemplo de que la violencia ha entrado en una fase de descontrol, que ni las mismas autoridades saben qué hacer en este momento.

La afrenta es tal que pese a la llegada de la Policía Militar, la promesa de envío de más fuerzas federales, que la vigilancia se haya reforzado en la zona más violenta del estado con el Mando Único Estatal, no les importó a los delincuentes matar policías en Salamanca y luego seguir con una serie de ejecuciones en la zona de Apaseo el Alto.

Si la tendencia de homicidios sigue como va, al término del primer semestre del 2018 habremos superado la cifra de todas las carpetas de investigación (que no quiere decir que el número de muertos sea el mismo) ocurridas durante el 2017 cuando cerramos con mil 82 investigaciones iniciadas por homicidio, ¡y nos faltan seis meses más todavía!

La tendencia será que el número de carpetas abiertas por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato para investigar homicidios repunte arriba del 100 por ciento, pues nada más durante los primeros cuatro meses del año el alza ya era de 122 por ciento, cifra muy superior a lo reportado enero-abril de 2017 contra el mismo período del 2018 a nivel nacional, en donde el alza reportada es de solo 17 por ciento pasando de 7 mil 604 homicidios a 8 mil 900.

Las pugnas entre cárteles de las drogas y los grupos delictivos que se quieren apoderar del control del robo de combustible principalmente son los responsables de toda esta masacre, pero llevan gran parte de responsabilidad las autoridades que no han encontrado la fórmula para frenar esta ola de violencia.

Hoy los municipios con la tasa más alta de homicidios según el Semáforo Delictivo Nacional son Yuriria, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Salvatierra, Cortazar, Salamanca y Pénjamo, todos ellos en zonas conflictivas donde parece no haber una acción contundente de parte de las autoridades, y donde los delincuentes han encontrado terreno fértil ya desde hace años.

Aunque todavía no se tienen las cifras oficiales, todo parece indicar que mayo cerrará con arriba de 200 homicidios, esa ha sido la tendencia de los últimos dos meses, en donde por igual se ha acabado con la vida de elementos de las diferentes corporaciones de seguridad, que con políticos o sus familiares y parece que no hay “coordinación” que sea estratégica para bajar la violencia. No pretendo en este espacio ridiculizar a nadie, solo insisto en que si hay una estrategia, ésta no está siendo la mejor.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.