• Regístrate
Estás leyendo: ¿Y el Legislativo?
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 22:52 Hoy

En frecuencia

¿Y el Legislativo?

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Hasta hoy el análisis de las encuestas y de los posibles escenarios después del primero de julio se ha centrado principalmente en quiénes ocuparán los puestos en el Poder Ejecutivo en los tres niveles de gobierno, alcaldes, gobernadores y Presidente de México.

Sin embargo está en juego también lo que será el contrapeso, el Poder Legislativo, en donde se cocinarían las reformas pretendidas por quien llegue a la Presidencia del país. Afortunadamente estamos lejos del carro completo para cualquiera de las coaliciones y partidos que participan en la contienda electoral de este año.

Hoy están muy claras las posiciones respecto a las grandes reformas que se emprendieron durante la presente administración que encabeza Enrique Peña Nieto, como la reforma educativa o la reforma energética. Si en algo están de acuerdo los partidos grandes que conforman las alianzas Por México al Frente y Juntos Por México es que deben de mantenerse.

En tanto Juntos Haremos Historia, encabezada por Morena, va por echar abajo estas reformas, y el discurso es constante respecto a ello, además Andrés Manuel López Obrador a sabiendas que necesita un Congreso a modo se ha atrevido a invitar a votar por los candidatos a legisladores de su coalición.

Por fortuna y si las expectativas no fallan todo parece indicar que no será así y Morena aunque podría convertirse (si el voto les favorece claro) en la primera fuerza política, no le va a alcanzar para tener una mayoría calificada, necesaria para una reforma constitucional, pues la mayoría simple sí la tendrán, incluso holgada de acuerdo a un análisis hecho por la Fundación Éste País.

Para que ocurra una reforma constitucional, se requiere primero que el Ejecutivo presente la iniciativa a la Cámara de origen que puede ser la de diputados o senadores, ésta debe de aprobarla con dos terceras partes del total de los legisladores y luego enviarla a la Cámara revisora que deberá de aprobar o rechazar esta iniciativa, de aprobarse pasará a los Estados de la Unión para ser aprobada por el 50 por ciento más uno y así suceda la reforma.

Sin embargo en la Cámara de Diputados la mayoría calificada es de 333 legisladores; si bien le va a Morena y estamos hablando en el mejor escenario de acuerdo al estudio antes citado la alianza Juntos Haremos Historia de mantenerse tendrían un total de 238 diputados lo cual no es suficiente para echar abajo la reforma educativa, o la reforma energética.

Lo mismo sucede en la Cámara de Senadores, en el mejor escenario para la alianza encabezada por Morena, tendría 64 senadores, sin embargo la mayoría calificada sería de 85, lo cual no le da la posibilidad por sí solos de emprender las reformas constitucionales planteadas.

Pero supongamos que al PRI y al PAN los abandonan sus aliados y uno que otro diputado rebelde, aun así en el mejor de los casos alcanzarían hasta alrededor de 320 votos todavía insuficientes en la Cámara de Diputados. Y siendo más dramáticos supongamos que lo logran en el Congreso de la Unión, a la hora de pasar a los congresos estatales esto sería un desastre, pues Morena gobernaría a lo mucho tres entidades.

Si a eso le sumamos el encono de Morena con partidos opositores a su movimiento, olvídese de la promesa de echar abajo las reformas.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.