• Regístrate
Estás leyendo: Sin maquillaje por favor
Comparte esta noticia

En frecuencia

Sin maquillaje por favor

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Ha llegado la hora de tomar decisiones importantes, para los nuevos gobiernos, desde quiénes son los perfiles que integrarán los gabinetes, hasta la aplicación de políticas públicas que serán la base de la forma en que gobernarán al país.

Sólo espero que el fondo sea superior a la forma, porque a lo último que nos han acostumbrado aquellos que prometen el cambio y que nomás no llega es a hacer modificaciones estéticas a la forma de hacer gobierno y dejar fuera acciones que se requieren para mejorar este país.

Un clarísimo ejemplo de esto es el tema de la seguridad, que durante los sexenios priistas previos a la alternancia con el PAN, era una responsabilidad de la Secretaría de Gobernación. Con la llegada de los panistas con Vicente Fox a la cabeza, la que era una subsecretaría pasó a ser la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), con lo que le retiraron a la Segob la responsabilidad del tema.

Pasaron dos sexenios con la SSPF y los resultados fueron un desastre, el alza en homicidios, robos con violencia y otro tipo de delitos fue manifiesta sin que nadie pudiera hacer algo para detener la escalada de violencia. Incluso algunos ex titulares de la dependencia fueron señalados por cometer arbitrariedades aunque nunca se les llamó a cuenta.

Llega el gobierno del PRI y ¡oh sorpresa! con la novedad que regresan la responsabilidad de la seguridad a la Secretaría de Gobernación, y crean ahora no una subsecretaría sino la Comisión Nacional de Seguridad, que al cierre del sexenio esa idea, más otras que parecen hechas sobre las rodillas, dejan un país con una violencia inusitada y nulos resultados en muchos rubros, no solo en los índices delictivos sino también en la implementación de políticas de prevención del delito, una percepción de inseguridad altísima y el enojo de los votantes que decidieron darle la espalda a ambos partidos.

Recuerdo que se hablaba con bombo y platillo de la creación de un cuerpo civil similar a los carabineros de Chile, la Gendarmería Nacional francesa y los Carabinieri de Italia, se vendió en su momento a la Gendarmería Nacional de México, como el cuerpo que vendría a sustituir a los militares en las calles. Se acabó el sexenio y no pasó más que la creación de un cuerpo dentro de la Policía Federal, sin los resultados ofrecidos.

Ahora sabemos que lo que se pretende es de nuevo conformar la Secretaría de Seguridad lo que traerá consigo debemos suponer, un plan diferente para hacer frente al problema que más preocupa a los mexicanos, la seguridad. Esperamos que no sea de nuevo un cambio de membrete como ha sucedido en las transiciones. De lo contrario tarde o temprano al gobierno los ciudadanos en las urnas se los cobrarán y muy caro.

No maquillen al gobierno, hagan cambios de fondo por favor.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.