• Regístrate
Estás leyendo: Recortarán salarios… ¿y sus ingresos?
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 13:00 Hoy

En frecuencia

Recortarán salarios… ¿y sus ingresos?

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Total ya nos vamos, seguro pensaron los funcionarios que hoy se van y que en su mayoría no tendrán el cobijo del erario y que en el Año de Hidalgo (ch) el que no se lleve algo decidieron cobrar los bonos y extras por retirarse de la función pública.

Un ejemplo de este descaro, que espero pronto se acabe por el bien de la sociedad mexicana que ve como su riqueza se dilapida en estos extras que reciben muchos holgazanes, es el bono de salida que se van a recetar los diputados federales cada uno por 900 mil pesos.

En total nada más en la Cámara de Diputados se van a erogar 450 millones de pesos para darles las gracias a la Cueva de Ali Babá, por retirarse de sus funciones. La mayoría no tendrá chamba seguramente después de haber calentado la curul por tres años pues llegan nuevos legisladores y la bancada más grande será ocupada por Morena.

Por lo visto cuando se trata de rapacidad no cabe la moral, y ni por la vapuleada que los ciudadanos le dieron a los partidos políticos tradicionales se dio un espacio a la reflexión y se evitó el pago de esta compensación, según los diputados muy legal pero nada moral. Y menos tomando en cuenta que de los 500 diputados menos del 10 por ciento terminan siendo los verdaderos efectivos, el resto solo la borregada experta en levantar la mano.

Otro ejemplo de la voracidad con que se despachan del erario es el “bono electoral” que se pagará a los trabajadores del servicio profesional de carrera del Instituto Nacional Electoral, por la labor realizada en este “año electoral” lo cual me parece una reverenda tontería pues es como si a usted querido lector le pagaran un bono extra por hacer una actividad por la que ya se le da una remuneración.

Bueno y no se digan los bonos sexenales con los que se premia a la burocracia cada que termina una administración en donde se reparten miles de millones de pesos, como si quienes pertenecen a la clase burocrática sean un ejemplo de trabajo arduo y honestidad en su mayoría. Claro que hay excepciones pero estas no pesan a la hora de repartir dinero que no es de ellos, porque recordemos que los famosos bonos se pagan del dinero que generamos todos los mexicanos y que damos a los gobiernos para que lo administren no para que lo repartan a discreción.

Hoy la discusión también se centra en las remuneraciones de los servidores públicos luego que el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, decidió que bajará su salario a alrededor de 108 mil pesos al mes y contempla que ningún funcionario podrá ganar más que el Presidente.

Con ello, habrá gobernadores, alcaldes, funcionarios públicos, integrantes de otros poderes que tendrán que recortar sus sueldos y como tope seguro solo podrán ganar hasta 107 mil 999 pesos, pues no creo que nadie se lo vaya a reducir a la mitad.

Aplaudo la medida de los recortes salariales en la burocracia a niveles razonables y que den suficiencia para desempeñar el cargo para el que sean designados. Lo que me preocupa sobremanera es que reduzcan su sueldo… pero incrementen sus ingresos (el que lee, entienda).

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.