• Regístrate
Estás leyendo: Prevención es la clave
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 21:18 Hoy

En frecuencia

Prevención es la clave

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Para disminuir la actividad delincuencial basta poner atención a este tema que, por circunstancias poco claras, no ha sido el eje motor de la estrategia que permita meter a México entre los países que gozan de una baja penetración del crimen organizado.

Prevenir no es solo focalizar los esfuerzos en políticas públicas que permitan a los individuos evitar ver en la actividad criminal un modo de vida redituable y seguro, sino también tomar acciones que permitan regular a gobierno y sociedad en un entorno en el que la penetración de la delincuencia sea de difícil acceso.

Ayer dio inicio en Guanajuato el Congreso Internacional de la Prevención de la Violencia y la Delincuencia, en el que se trataron temas importantes, entre otros las acciones que como país deberíamos algunas reforzar y otras implementar.

Me llamó en especial la atención de 5 ejes que deben de implementarse en todo país para evitar el crecimiento de las redes de corrupción e impunidad que permiten al crimen organizado convertirse en una hidra de mil cabezas difícil de combatir. Sería iluso pensar que en ningún país tiene delincuencia organizada, la diferencia radica en que se ha acotado el actuar de los criminales y los sistemas con que cuentan para que esto ocurra impiden que crezcan en actividad.

En una de las ponencias, Eduardo Buscaglia, experto en temas relacionados al derecho, la economía y la seguridad, exponía esos ejes que deben atenderse, tres de ellos implementados medianamente en nuestro país y dos más de urgente aplicación para amagar la actividad criminal y aquí se los expongo.

Transparencia: En la medida en la que los gobiernos implementen herramientas de transparencia en torno al manejo de los recursos, impedirá la tentación de que el crimen penetre con sus recursos en las esferas gubernamentales, corrompiendo poderes a modo. Desafortunadamente en México hay un avance pero existen recursos que permiten aún la opacidad.

Protección de los derechos humanos: lo que conlleva a la protección del estado de derecho al que todo ciudadano debe de tener acceso y obliga a una irrestricta aplicación de la justicia, sin embargo aún existen importantes violaciones a estos derechos en nuestro país y los ombudsman carecen de herramientas para sancionar dichas violaciones.

Consulta ciudadana: a mayor participación ciudadana menor libertinaje de la autoridad, permite que se direccionen las acciones del gobierno hacia las verdaderas necesidades, si bien es cierto ya hay algunos ejercicios estos aún son limitados, como los presupuestos participativos en los que la gente decide en qué se invierte el dinero de sus impuestos, pero en obras propuestas por los gobiernos.

Hay dos que no se aplican en nuestro país, la auditoría social, que consiste en un ejercicio en el que los ciudadanos fiscalizan el uso del recurso público lo que refuerza las acciones de los órganos fiscalizadores oficiales y el último, la asignación de recursos confiscados al narco para uso de parte de la sociedad civil en programas de prevención, mediante reglas y debidamente supervisados.

Falta mucho por hacer, pero hoy no he escuchado a alguien con un plan para hacerlo.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.