• Regístrate
Estás leyendo: Ni Terminator ni Robocop, señor gobernador
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 05:29 Hoy

En frecuencia

Ni Terminator ni Robocop, señor gobernador

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

La salida fácil que han encontrado los gobernantes para excusarse del incremento desmesurado de los índices delictivos es quejarse de que el Poder Judicial no detiene en prisión preventiva a los delincuentes que detienen. Perdón pero eso es solo un pretexto para no hacer su trabajo que les toca a la hora que los jueces dictan una medida cautelar como la libertad condicional.

En el momento en que un indiciado es liberado por un juez, el Ejecutivo tiene la facultad y diría yo la obligación de darle seguimiento a través de las unidades estatales para supervisión de medidas cautelares, cuya función es vigilar que el liberado (de la prisión preventiva, no del proceso judicial) acuda a firmar y se presente ante el juez cuando sea requerido, pues en el caso de no hacerlo inmediatamente podrá ser detenido.

Me parece catastrófico que en el caso de Guanajuato, en donde en la administración de Miguel Márquez Márquez se han incrementado los homicidios 58 por ciento, se culpe a la ley y al Poder Judicial de una responsabilidad que es la de prevenir el delito, cosa que parece no han hecho bien y quieren llenar las cárceles antes de hacer su trabajo.

La prisión preventiva no viene a suplir la prevención del delito ni la obligación de combatir las actividades delincuenciales, no es la puerta giratoria, sino la justificación de alcaldes y gobernadores de su inactividad, porque no dan prisión preventiva a los delincuentes. Perdón señor gobernador pero es muy fácil repartir culpas para justificar las fallas en las políticas aplicadas.

Por qué no se invirtieron, por ejemplo, esos 350 millones de pesos del cuartel de la Policía Militar en fortalecer los programas de prevención y las políticas de combate a la delincuencia, ¿Por qué no se invirtieron además en las Unidades de Medidas Cautelares para dar seguimiento a las medidas dictadas por los jueces? y con ello dar puntual seguimiento a los presuntos delincuentes a fin de que no evadan la acción de la justicia.

No nos vengan a decir que ni con Robocop ni con Terminator se puede acabar con la inseguridad… sí estoy de acuerdo con que es un tema de impunidad, a la que se contribuye desde el Ejecutivo repartiendo culpas y lavándose las manos.

Y me vendrán a decir que no se lavan las manos por la cuantiosa inversión en materia de seguridad histórica como en ningún otro sexenio, la mala noticia es que no importa que el presupuesto destinado a la Secretaría de Seguridad y a la Procuraduría de Justicia se haya incrementado en más de 2 mil millones de pesos. Lo único que queda claro es que ha sido inútil el gasto con los resultados tan pobres, en una entidad rebasada por la delincuencia, en donde sí se reconoce que se atrapa a los delincuentes pero no se disminuye su actividad.

¿Y de qué sirven entonces ser el mejor evaluado cuando se es candil de la calle y obscuridad en su casa? La preocupación número uno de los guanajuatenses es la inseguridad, y esa necesidad de ver un estado en paz, nada más no llega.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.