• Regístrate
Estás leyendo: Las causas de la violencia en Guanajuato
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 19:37 Hoy

En frecuencia

Las causas de la violencia en Guanajuato

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

La detención el pasado 18 de mayo de Gerardo N, tal vez una de las más importantes que atañen a Guanajuato en los últimos días, es en parte lo que ha desatado la violencia en nuestro estado, es claro que la guerra entre grupos criminales que operan en la entidad ha dejado una estela de sangre, sobre todo en aquellos municipios donde operan los grupos más grandes.

Tan solo la semana que se fue, dejó más de 60 homicidios, y como resultado la más violenta que ha tenido Guanajuato tal vez en su historia reciente, todo derivado de este pleito en el que está en juego el control del robo de hidrocarburo y el mercado de la droga.

Gerardo “N”, según las autoridades, era el principal operador del Cártel Jalisco Nueva Generación en Guanajuato, y conocía perfectamente las operaciones también de Michoacán, pues llegó a ser operador de los ya desaparecidos Caballeros Templarios, había sentado sus reales especialmente en la zona de San Francisco del Rincón y Purísima del Rincón y operaba principalmente desde el municipio de Zapopan, Jalisco.

Hoy se sabe que había controlado el trasiego de droga especialmente en este corredor y el municipio de León donde entró en confrontación con los grupos que ya operaban en la entidad y que derivó en una serie de asesinatos dicen las autoridades para avanzar en “la plaza”.

Esto es en parte lo que sucede en los municipios antes mencionados, en donde la reyerta es principalmente por la venta de droga al menudeo, sin embargo hacia el corredor que involucra a Salamanca, Celaya, Irapuato y los Apaseos existen otros dos grupos locales, también de los más grandes, cuya disputa es principalmente por el control del robo de combustible.

Ahí se han dado una serie de omisiones y complicidades que involucran a autoridades de todos los niveles, omisiones tan claras como municipios donde mantienen a encargados del despacho como jefes de la policía sin exámenes de control y de confianza, o complicidades como actos de corrupción que derivan en todo lo que hoy se está viviendo en esta zona.

Si a eso le agrega el crecimiento que ha tenido la entidad económicamente y el desarrollo e infraestructura que permite un desplazamiento mayor, se convierte en un caldo de cultivo ideal para que Guanajuato pase a ser una de las entidades con mayores índices de violencia.

Basta voltear a otras entidades donde el progreso económico fue de la mano con el crecimiento de la violencia, allá se tomaron decisiones no necesariamente para desaparecer el mal, pues es evidente que esto no va a suceder, pero sí se logró reducir considerablemente la capacidad de operación de los delincuentes.

Urgen acciones… sin duda.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.