• Regístrate
Estás leyendo: Las balas “mata policías” de Purísima del Rincón
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 01:46 Hoy

En frecuencia

Las balas “mata policías” de Purísima del Rincón

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Las cosas no van a cambiar en los próximos meses en el país, la tendencia delictiva que venimos arrastrando desde hace décadas, es imposible revertirla en unos meses y lo poco que se ha logrado hacer ha sido insuficiente para abatir al crimen, muchas cosas se han hecho mal y se siguen haciendo mal, lo que conlleva a que el resultado sea nefasto.

Esto lo deberán tener en mente los candidatos a los distintos puestos de elección popular, quienes lleguen al cargo deberán de replantear la estrategia de lo hecho hasta hoy, y tomar acciones del tamaño de las omisiones para trabajar en mejorar el futuro de México. La incertidumbre más grande, la mala señal que estamos dando a nivel internacional, nos puede dar con la puerta en la nariz en poco tiempo si damos un golpe de timón.

Me preocupa que por décadas no se haya puesto atención, por ejemplo, a las aduanas, cómo es posible que sin más, cientos de miles de armas y municiones se internen en el país sin control, bajo la sospecha de colusión con criminales que las logran ingresar a México, principalmente provenientes de los Estados Unidos.

Pero sería demasiado ingenuo pensar que existen mecanismos complicados en la Unión Americana para que las armas sean vendidas a criminales en México. No es así, un ejemplo es el tipo de bala detectada en el ataque a un palenque en el municipio de Purísima del Rincón en Guanajuato en el que, entre otras personas, fue asesinado el padre del alcalde de San Francisco del Rincón.

En la escena del crimen, los peritos encontraron casquillos correspondientes a balas conocidas como de "punta verde" de calibre 5.56, que son comunes para los rifles AR-15 norteamericano que en especial entre los grupos criminales ha venido a sustituir a la legendaria AK-47 de fabricación rusa.

La particularidad de estas balas es que son capaces de perforar el blindaje de los chalecos antibala de los policías por lo que se vuelven sumamente peligrosas en el combate al crimen, estas municiones al igual que otras de calibre 5.7x28 que se usan en una pistola conocida como Five-Seven son conocidas como "mata policías".

Esta bala de aproximadamente el tamaño del dedo índice, también es conocida como M855, estuvo en el centro del debate durante la administración del ex presidente de los Estados Unidos Barack Obama que intentó prohibir su venta al público en general por la peligrosidad que representaba para las fuerzas del orden, obligando a los fabricantes dejar de elaborarlas, venderlas, importarlas o distribuirlas.

Una campaña en la que participaron más de 80 mil personas a favor de la venta de estas municiones lograron que el gobierno abandonara sus planes y dejara le venta libre de éstas. Eso ¿qué significa? Pues que cualquier estadounidense puede comprarlas legalmente en su país, y entregar la cantidad que quiera a sus compradores mexicanos que las internan ilegalmente para uso delictivo ¿Y por dónde pasa esta mercancía? Por la aduana.

Hace poco menos de un año, unos 500 cartuchos de este tipo fueron decomisados en Michoacán por la Policía Federal, de los propietarios nada se supo, seguro si los detuvieron fueron puestos en libertad... ¿así cómo vamos a acabar con el circulo vicioso del tráfico de armas? ¿tienen alguna respuesta futuros legisladores y gobernantes?

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.