• Regístrate
Estás leyendo: La respuesta está en los niños
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 22:51 Hoy

En frecuencia

La respuesta está en los niños

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Me parece que hay muchas cosas que tenemos que cambiar como país si queremos salvar el delicado asunto de la inseguridad. Es urgente voltear a ver el núcleo de la sociedad que es la familia mexicana hoy inmersa en un sinnúmero de retos y problemas que impiden su cabal desarrollo en un ambiente de bienestar y de crecimiento no solo económico sino también emocional.

Dejemos de buscar la solución (si de verdad se quiere remediar la situación en que estamos) en ocurrencias de corto plazo como darle “chamba” a los ninis, pues cuando el joven llega a cierta edad con un marco de referencia negativo no aprovechará cualquier tipo de ayuda oficial y simplemente será un rotundo fracaso iniciar políticas públicas en una edad donde el individuo ya tiene una concepción de su realidad formada.

Los niños, los más pequeños deben ser objeto de una política de estados que incluya formación no solo académica sino también basada en valores y en hacerles ver que el mundo en el que viven debe estar alejado de todo tipo de violencia, nuestro problema viene de raíz, donde los padres dejan a sus hijos por dedicarse a sobrevivir en trabajos que apenas les alcanza para mantener a su familia, con largos tiempos de desplazamiento en los que la mayor parte de la vida se va entre el transporte al trabajo y las horas de sueño para reponerse e iniciar otro día más.

Familias que viven en micro casas donde el hacinamiento es común donde el calor a la menor provocación incita al consumo de alcohol y éste a la discusión que termina en violencia familiar, que degenera en la separación y la destrucción de la familia, en donde los golpes no son novedad y la permanencia de niños en la calle expuestos a cualquier tipo de práctica criminal, que crecen creyendo que el mundo es así.

No veo una política seria encaminada hoy a sacar a todos esos niños del mundo violento en el que se encuentran metidos, son millones de niños en el país que requieren desde temprana edad saber que el mundo puede ser mejor y que el camino fácil solo conduce a la muerte y la destrucción.

Lamento decirle que el problema en el que estamos metidos no tiene otra solución más que esta, ni las armas, ni mejores policías, ni mejor inteligencia, ni invertir cantidades millonarias en “oportunidades” para jóvenes ya formados, van a sacarlos de los círculos viciosos en los que se encuentran.

Cada niño en ese ambiente que parece poco preocupar, será padre, tal vez de uno o dos pequeños más que verán al mundo como quienes los conciben lo vieron de pequeños y esto no va a parar. Si no cambiamos la forma en la que nuestros niños, los mexicanos de mañana ven el mundo no importa lo que se haga la situación va a empeorar.

Veo con tristeza como lo hemos narrado en este espacio, cómo la violencia familiar va en aumento, los casos de parricidio y fratricidio también y si a eso le suma el abandono y la falta de compromiso para cumplir con las obligaciones con quienes se traen al mundo, no quiero pensar como estaremos en unos años más.

 miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.