• Regístrate
Estás leyendo: La importancia de no inventar el hilo negro
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 19:54 Hoy

En frecuencia

La importancia de no inventar el hilo negro

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

La continuidad de los buenos proyectos de gobierno debe de garantizarse, independientemente de quién esté en el poder, y es que con la llegada de administraciones antagónicas, incluso independientemente del partido en el poder terminan por dar al traste con políticas públicas y obras que al final en lugar de beneficiar terminan por convertirse en un despilfarro de recursos públicos.

Un ejemplo de la importancia de la continuidad es el de la instalación de la planta de Toyota en Apaseo el Grande. Una gestión iniciada por Juan Manuel Oliva, recibió el refrendo de la empresa y la consolidación del proyecto que traerá a futuro una derrama superior a los 3 mil millones de dólares al estado durante el gobierno de Miguel Márquez Márquez, a quien ya no le tocará cortar el listón, pues será hasta el segundo año de su sucesor cuando Toyota inicie operaciones. La importancia de no inventar el hilo negro.

Ayer le dábamos a conocer aquí la prospectiva elaborada por el Instituto Municipal de Planeación, en el que se retratan los escenarios que podrían presentarse para nuestra ciudad en los próximos 12 años, que en caso de no seguir una planeación corremos el riesgo de contaminarnos del cáncer que significa un crecimiento desordenado y que tiene en jaque a grandes ciudades del país.

Es importante que los diagnósticos elaborados por el Implan se tomen en cuenta para elaborar políticas públicas que permitan a la ciudad alcanzar el desarrollo sustentable que requiere a fin de incrementar el bienestar de sus habitantes... favor de no inventar el hilo negro.

Por ejemplo, existe la necesidad de impulsar el transporte no motorizado, además de contar con un sistema de transporte eficiente que desmotive el uso del vehículo, todavía estamos lejos de ello, pues el recorrido que hacen muchas de las rutas de transporte terminan en gran cantidad de los casos por convertirse en recorridos eternos que terminan por empujar a comprar automóviles que en la mayoría de los casos cuentan con una edad considerable y que se tornan en contaminantes.

Claro que se requieren inversiones millonarias, pero estamos seguros que combatiendo la corrupción y disminuyendo los gastos suntuosos de algunos miembros de la burocracia, además de un gasto eficiente del presupuesto nos puede llevar a la correcta implementación de obras y esquemas que permitan la movilidad sustentable que requerimos y evitar convertir a la ciudad en el reino del automóvil y con ello de la contaminación del aire.

Esperamos de quienes aspiran a gobernar León, como mínimo tengan de entrada un plan congruente con los diagnósticos desarrollados para mejorar la ciudad y no que con intereses particulares terminen por atender éstos antes que el interés público.

Ahora es cuando se debe de pensar en el diseño de ciudad que queremos construir para el futuro, de lo contrario lo único que vamos a ver en el corto plazo es cómo León en lugar de progreso traerá una serie de conflictos que terminarán por dar al traste con la grandeza de esta tierra, hoy objeto de la inversión de firmas internacionales.

Por favor... no inventen el hilo negro.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.